Horarios de Publicacion

**Horario sujeto a Cambios** Miercoles: Los Reyes Cullen..................................... Jueves: Odio x Amor..... Sabado: Sorpresas de la Vida y Ones-Shots...................... ¡DISFRUTENLO!

Administradoras

Mi foto
DaneFals97♥
Me llamo Daneska Fals, vivo en venezuela, valencia, tengo 13 años, signo leo, cumplo en 8 de el 8 (agosto) soy muy loca y rara segun mis amigos (ojo no soy anti-social sino lo contrario) pues yo prefiero leer a ver tv, dormir en ves de salir y cosas así que no van dentro de lo comun! XD.. adoro pasar tiempo con mis amigos y familiares. estar en la compu, leer y escribir, me fascina sobremanera cuando me llega una rafaga de inspiracion (mucha de ella basada en Edward o Jake XD..) gracias por visitarme y estar un rato en mi loka compañia! =)
Ver todo mi perfil

A través del Océano

A través del Océano

Ella Marca La Diferencia

Ella Marca La Diferencia

Los reyes Cullen

Los reyes Cullen

ODIO X AMOR

ODIO X AMOR

Sorpresas de la Vida

Sorpresas de la Vida

Comentarios Recientes

Crédito

Gracias a el blog "Brndhuu Gallery" por el fabuloso diseño =)
jueves, 22 de julio de 2010

Los Reyes Cullen

Disclaimer: Todos los personajes pertenecen a Stephanie Meyer y la historia es de Dayan Hale





Capítulo 6




Alice se levantó temprano la mañana del día siguiente muy emocionada, casi no podía esperar a que Bella fuera a ayudarla.



- Te ves muy inquieta el día de hoy – Bella entró a su habitación con una toalla limpia en las manos.



- Ay Bella ayer pasé uno de los mejores días de mi vida – Alice se tiró a la cama y Bella rió.



- Lo sé, lo sé, me lo dijiste ayer hasta que te cansaste – Bella puso la toalla en la silla – ahora si tantas ganas tienes de verlo ven acá para que te arregle.



Entre las dos escogieron el vestido que Alice usaría ese día. Era un hermoso vestido azul claro, con joyitas incrustadas en el pecho. Bella le arregló el cabello en caireles y le puso carmín en los labios.



- Te ves divina, ahora ve a buscar a tu príncipe – la apresuró Bella – ya no está en su habitación así que córrele.



- Gracias Bella eres lo máximo – Alice la abrazó y salió corriendo de su habitación.



Jasper se dirigía a la habitación de Alice, mientras más pronto manejara el arco, más pronto lo dejaría en paz. Pero una parte inconsciente, le decía que lo que quería era ver esa hermosa sonrisa y esos brillantes ojos.



Y que manera de encontrarse con esos ojos. Su pequeña princesa chocó contra su pecho.



- Ay Dios mío, ya empezamos contigo – suspiró Jasper agarrándola para que no se cayera.



- Hola buenos días Jasper – Alice ignoró su comentario y le dio un beso en la mejilla – espero que hayas pasado buena noche.



- Sí, lo hice, gracias – le respondió él aún con la sensación de sus pequeños labios en su mejilla - ¿qué tal tú?



- Muy bien…hasta que me caí de la cama.



Jasper la miró y se echó a reír, la manera en que lo dijo le causó tanta gracia que no pudo evitar soltar la carcajada. La joven princesa lo miró ofendida.



- No es de risa – le recriminó.



- Lo lamento Alice, es que solo tú podrías caerte de una cama tan grande – Jasper contestó.



Caminaron hasta los jardines juntos y una vez en el campo de práctica, Alice tomó el arco y Jasper se puso tras ella para ayudarla a apuntar.



- Me haces cosquillas con tu cabello – dijo Alice riendo.



- Alice, concéntrate – le ordenó Jasper.



- Claro, claro.



Pero por más que Alice intentaba concentrarse, la respiración de Jasper en su mejilla no le ayudaba mucho que digamos. Y su cercanía menos. Cuando Jasper le susurraba alguna instrucción al oído, Alice casi se derretía. Ese día, al menos, lograron que Alice pudiera darle al último círculo del tiro al blanco.



- No vas tan mal, hiciste una gran mejoría – la felicitó Jasper



- ¿Qué tal una sesión en la tarde? – preguntó Alice emocionada.



- No



- Por favor



- No



- Por favor



- ¿tú no entiendes lo que significa no?



- No



Jasper la miró, su princesa disfrutaba tanto haciéndolo rabiar y a él comenzaba a gustarle esa pícara mirada.



- Tú ganas – suspiró derrotado.



- Sí – Alice gritó emocionada y Jasper rió.



Emmett se levantó muy tarde esa mañana. Salió de su habitación recién se vistió y fue a desayunar. Casualmente, Tanya estaba desayunando también.



- Buenos días, Tanya.



- Buenos días Emmett



Emmett se sentó justo del otro lado de la mesa, evitando que hubiera algún contacto entre ambos. El desayuno pasó silenciosamente, Tanya miraba penetrantemente a Emmett, esperando que él la mirara por fin.



El príncipe estaba conciente de las miradas de la princesa y él las ignoró olímpicamente. Cuando acabó de desayunar se levantó de la mesa y antes de que se fuera, su madre llegó acompañada de Rosalie.



- Hijo, buenos días – Saludó Esme.



- Buenos días madre, Rosalie – le dio un beso a su madre en la mejilla y besó la mano de Rosalie.



- Buenos días Emmett – saludó la princesa



- Oye hijo ¿por qué no acompañas a Tanya a los jardines?, se muere de ganas por conocerlos y estoy segura de que tú podrás guiarla de maravilla.



Emmett miró a Rosalie y ella le devolvió la mirada sin ninguna emoción. Asintió y salió con Tanya colgada a su brazo. Mientras caminaban por los jardines Tanya se pegaba por completo al cuerpo del príncipe, él simplemente trataba de ignorarla.



Pasearon por todos los jardines sin decirse una palabra. Al llegar a las fuentes escucharon un grito y una risa masculina. Emmett se acercó y vio a su hermana en la fuente y a Jasper botado de la risa.



- ¡Alice! ¡por Dios! ¿Qué te pasó? – le preguntó Emmett sacándola de la fuente.



- No lo sé, me resbalé y me caí – respondió la princesa muerta de la risa.



- Jasper creo que tienes que cuidarla un poco más o te quedarás viudo antes de casarte – le previno Emmett a Jasper riendo.



El comentario dejó a Jasper hundido en pensamientos. Esa era una brillante manera de deshacer su matrimonio con Alice, si ella muriera antes de la boda, él quedaría libre. Miró a su prometida, tenía una cara enfurruñada, pero en sus ojos se adivinaba la diversión.



Entonces llegó a la mente de Jasper la vista de Alice, inmóvil, pálida y con sus ojos tan expresivos, cerrados para siempre. Un temblor de terror en estado puro lo invadió. Jamás podría soportar la imagen de Alice muerta. Había muchas maneras de romper el matrimonio, pero que Alice muriera, eso él no lo iba a permitir, no mientras estuviera en él el poderla proteger de tan terrible destino. Y Jasper creía que mantenerla con vida sería una tarea que le implicaría mucho tiempo.



Alice se sentía feliz…y completamente mojada. Lo primero porque por fin oía y veía a Jasper reír y lo segundo pues, la verdad es que se atoró con sus propios pies. Definitivamente Jasper estaba sacando la torpeza que se hallaba muy dentro de ella, pues generalmente era muy ágil, pero desde ayer, su coordinación se había perdido desde el mismo momento en el que Jasper la tocó por primera vez.



Bella fue a su habitación después de acabar con la limpieza de las tres habitaciones de los príncipes. Al entrar, vio en su cama un libro nuevo. Se acercó temerosa y vio una nota sobre él



Isabella: considera esto una disculpa, no pretendía ofenderte anoche, simplemente me impresiona que razones mejor que muchos nobles que conozco. Acéptalo…o haré que te cuelguen.



E.



Bella rió y se preguntó si el príncipe Edward no tendría un gemelo malo. Entonces miró el libro y se sorprendió. William Shakespeare; Roméo y Julieta. Era una obra que Bella moría por ver, Shakespeare era un gran escritor, pero ella jamás había leído nada de él. Su obra era conocida y muy famosa. Bella se acostó en su cama y se dedicó a leer.



En el tercer acto, las lágrimas caían por sus ojos sin control. Para el quinto y último acto, Bella ya no podía parar de llorar. Mientras cerraba el libro y se secaba las lágrimas, ella deseó algún día poder ver esa obra en un teatro.



Cuando terminó de leer fue a dejarle una nota al príncipe Edward, en el mismo lugar de siempre.



Rosalie fue a caminar por los senderos cuando miró a su prometido sentado bajo la sombra de un árbol, leyendo.



- Siempre leyendo – le dijo ella. Edward alzó la mirada y la miró con una sonrisa, ella se la devolvió.



- Es una de mis pasiones – Edward se puso de pie y abrazó a su princesa – pero ninguna pasión puede compararse a la que siento por ti. – Edward besó a Rosalie con dulzura y algo de pasión.



- ¿Qué lees ahora? – preguntó Rosalie mientras caminaba del brazo de Edward.



- Es una obra de teatro, se llama Roméo y Julieta, es una obra relativamente nueva – Edward le respondió.



Y era cierto, dos ejemplares habían llegado al castillo y Edward se tomó la libertad de regalar uno. Mientras caminaban por ahí, los pájaros cantaban y el sol brillaba en lo alto.



Tras una hora de estar con Tanya, Emmett por fin pudo tener un momento a solas. Se fue a un lugar tranquilo y se quedó acostado en el pasto, sintiendo como el calor del sol lo iba adormeciendo.



Por la tarde, después de la comida Alice y Jasper regresaron al campo de entrenamiento.



- Alice creo que deberíamos dejarlo, no puedes esforzarte tanto, vas a cansarte demasiado – la previno Jasper.



- Estoy bien, soy chiquita pero soy fuerte – le dijo la pequeña princesa



- Yo diría diminuta – murmuró Jasper y Alice le aventó una piedrita a la cabeza.



- Escuché eso – la princesa le dijo molesta.



Y mientras estos dos príncipes, jugaban al tiro al blanco, había una princesa caminando entre los pasadizos del laberinto vegetal que había en los jardines. Estaba medio desorientada, pero sabía que podría salir, había dejado caer semillas a lo largo del camino que había recorrido (N/A: no lo saqué de Hansel y Gretel ¿ok?)



Llegó a una bifurcación y se preguntó hacia dónde tendría que ir, se dirigió a la izquierda, entonces vio que era un callejón sin salida así que se dio la vuelta, pero alguien le impidió el paso.



- ¿Perdida, Rosalie? – preguntó esa voz que la hacía estremecer de puro placer.



- Absolutamente – respondió la princesa.



Un instante después ya estaba recargada en el "muro" y tenía a aquel hombre encima de ella, besándola y acariciando su cuerpo febrilmente. Rosalie estaba desabrochando la camisa de su amante y acarició los fuertes músculos de su abdomen.



Edward estaba en el laberinto, siempre que se sentía confundido iba ahí, ya se sabía todos los callejones sin salida, las bifurcaciones, todo. Lo conocía como la palma de su mano. Mientras caminaba por ahí, pensaba en la última nota que Isabella le había dejado. Él no podía cambiar el mundo, pero sí podía mejorar el mundo que lo rodeaba y quizá, cuando llegara al trono podría hacer de Inglaterra un mundo mejor.



Llegó a un punto donde había una bifurcación, sabía lo que le esperaba a la izquierda, un callejón sin salida por lo que tomó el camino de la derecha y siguió con sus divagaciones. Al salir del laberinto, regresó al castillo. Iba recordando la primera vez que entró, él tenía 6 años y le había dicho a Emmett que lo acompañara.



Su pequeño hermano lo siguió, Emmett siempre había admirado a Edward cuando eran niños, así que lo siguió sin dudarlo. Pero en esa bifurcación por la que había pasado minutos antes, Emmett dio la vuelta y se quedó en el callejón, Edward corrió como loco buscando a su pequeño hermano. Lo encontró tras varias vueltas, estaba sentado en el pasto llorando.



Cuando se reunió con Edward, los niños estaban asustados, había anochecido y la oscuridad los asustó a ambos. Se quedaron en ese callejón sin moverse. ¿y quién los encontró ahí? Pues nada más y nada menos que su padre.



- Niños, pero que susto nos han dado – exclamó Carlisle aliviado y sus dos hijos corrieron a abrazar a su padre, completamente asustados. – tranquilos, están conmigo, ahora vámonos de aquí, su mamá está vuelta loca.



Edward rió al recordarlo, su madre estaba embarazada de Alice en ese momento por lo que no podía moverse de la cama. Al verlo Esme lo abrazó fuertemente y lo besó repetidamente en la frente.



- ¡Cielo santo! No vuelvas a asustarme de ese modo Edward Cullen te lo advierto.



Y nunca más lo volvió a hacer. De hecho, sólo Emmett conocía el laberinto igual que él, ambos habían ido ahí varias veces de jóvenes. Edward entró a su habitación aún con su copia de Roméo y Julieta en la mano.



Inmediatamente miró debajo de su jarra. Sonrió al ver la letra de Isabella.



Me ha encantado el libro, se lo agradezco mucho su majestad. Y no era necesario que me lo diera.



I.



Tocó la puerta de Isabella y la chica le abrió unos segundos después, sus ojos estaban llorosos.



- Su alteza, ¿qué se le ofrece? – preguntó secándose las lágrimas.



- En realidad, sólo quería saber que opinabas del libro – le dijo Edward.



- Me encantó su alteza, jamás me habían dado un regalo así – respondió Bella – en serio no era necesario.



- Sé que tú le darías un mejor uso que cualquier otra persona en este castillo – Edward comentó.



Bella había leído nuevamente el libro. Tras su segunda lectura, aún seguía llorando. Edward la miró detenidamente, la chica se había conmovido con el final de la obra, se notaba a leguas.



- ¿Hay algo que pueda hacer por usted, su alteza?



- En realidad sí, oí que Alice te llama Bella y me pregunté si podría yo llamarte de la misma manera.



- Claro que sí, su alteza.



- Muy Bien, entonces buenas noches Bella – se despidió él.



- Buenas Noches príncipe Edward – respondió la muchacha y entró a su habitación nuevamente.



Bella fue a la habitación de los otros príncipes, para ver si alguno necesitaba algo, pero ninguno de ellos estaba en sus habitaciones. Subió a la de Alice y la encontró metida en la cama con una sonrisa en los labios.



Bella aún recordaba como había regresado la princesa al castillo, muerta de frío y a punto de congelarse con la ropa tan mojada. Bella tuvo que ordenar un buen baño y luego la dejó arropada en su cama. Vaya sorpresa que se llevó al verla ahí tan calladita.



- Que raro es verte acostada y no bailoteando por todos lados – dijo Bella sonriendo mientras atizaba el fuego de la chimenea.



- ¿sabes Bella? Creo que Jasper es una persona muy buena por dentro – Alice comentó – es que, no lo sé, siento que es muy reservado en cuanto a sus sentimientos pero sé que cuando los saca a relucir son auténticos.



- Y yo pienso que debes de dormir y no ponerte a divagar – sugirió Bella tapándola bien.



- Gracias Bella



- Buenas noches Alice.



El rey y la reina estaban en su habitación. Carlisle estaba acostado en la cama leyendo y Esme daba vueltas por toda la habitación inquieta.



- Esme, ya acuéstate mi amor – le pidió el rey a su esposa.



- Es que no puedo, en serio no puedo – Respondió Esme nerviosa.



Entonces se asomó por la ventana y, con la luz de la luna, vio dos figuras caminando hacia el castillo. Una, estaba segura de que era Emmett, y la otra no podía distinguirla, entonces la otra silueta se movió y Esme vio relucir ese cabello dorado y su corazón se emocionó al ver que se besaban.



Claro que era Tanya, por fin su hijo había decidido abrir los ojos. Al verlos besarse y entrar al castillo, todas las preocupaciones de Esme se fueron, de hecho se sintió un tanto…provocativa.



- ¿Carlisle? – llamó coqueta



- sí – Carlisle no apartó la vista del libro. Esme caminó hasta la cama y se acostó sobre su marido.



- Creo que hay otra manera de pasar la noche que leyendo mi amor – Esme le quitó el libro de las manos y lo dejó en la cómoda.



- ¿Cómo que se te ocurre, esposa mía? – preguntó Carlisle captando el humor de su mujer



- mmm… muchas cosas – respondió la reina coquetamente.



Entonces se inclinó y apagó la vela con la que Carlisle había estado leyendo. El rey tomó a su esposa de la cintura y la acostó en la cama, ella rió y luego su risa fue silenciada por un beso.




Pequeño adelanto ;)

Entonces Jasper la tiró en la cama…y él cayó sobre ella. Sus miradas colisionaron y algo en el interior de ambos se agitó. La respiración de Alice se volvió irregular mientras que a Jasper, el corazón comenzó a latirle rápidamente.



Les gusto? hay espero que si, =)
porque a mi esta historia me encanta! como dicen Krlita y Ariusk esta familia es peor que los locos Adam =P
Besos! ♥

Ella Marca la Diferencia

Disclaimer: Todos los personajes pertenecen a Stephanie Meyer y la historia es de Sorciere-Rouge.




Capitulo 6




Alice, Alice, Alice-mi mente solo se dirigía hacia ella. Por fin un poco menos sediento, el ardor de mi garganta no era tan fuerte, el sol se estaba poniendo, era el atardecer de otro día en la inmortalidad, pero ya no pesaba, vivir para siempre con Alice era una bendición. Solo quería volver a verla. Edward seguía conmigo, habíamos hablado sobre cada miembro de la familia, con una charla a lo que debió ser bastante común entre los Cullen, o al menos cuando Edward estaba presente. Sin muchas palabras y bastantes pensamientos, que cómodo me había resultado. Habíamos bebido sangre de pumas, osos y unos ciervos, los últimos cuales deteste. El seguía corriendo a cierta distancia, dándome espacio tal vez pues mis pensamientos solo estaban con Alice, ¿habría llegado ya?



-si, lo más probable es que ella este ya en la casa- dijo Edward- generalmente Esme y Rosalie llegan al anochecer cada vez que se van de comprar-



Había evitado toda la tarde en no pensar en las palabras sin sonido de Alice, mi mente corrió mucho más rápido y se dirigió explícitamente a ese recuerdo de hace unas horas atrás, ¨La espera valdrá la pena¨ para mi sus palabras habían dejado un toque de sensualidad pero tal vez yo me estaba entusiasmando demasiado. Entonces Edward se rio, me sentí avergonzado.



-no te sientas así- me dijo Edward con una sonrisa- además ya estoy acostumbrado. Al poco tiempo de que Carlisle me convirtió, convirtió a Esme y se enamoraron, después Rosalie y cuando llego Emmett volví a escuchar ese tipo de pensamientos-esta vez hizo una mueca-te puedo asegurar que tus pensamientos no son nada comparados con los de Rosalie y Emmett- a mi simplemente se me escapo una carcajada.



-en realidad eso me hizo sentir mucho mejor Edward, prometo tratar de cuidar mis pensamiento aunque…- recordé la sonrisa de Alice, su mano delicada, su dulce aroma que me estaba volviendo loco y la terrible necesidad que querer besar sus labios -algún día sentirás por alguien lo que yo siento por Alice, aunque debo confesar que no pensé que esto me pasara a mi- de seguro si hubiese sido humano estuviera sonrojado, pero además de que Edward podía leer mis pensamientos decrete de que ocultarlos seria una pérdida total de tiempo.



-eso espero- la voz de Edward sonaba amarga- es posible que tal vez no comparta esa dicha en mi existencia, tener una compañera, con quien pasar la eternidad es un verdadero milagro, no creo que sea suerte solamente Jasper-



-si, tienes toda la razón. Hace algunos días me sentía exactamente como tu- y con ese comentario se acabo nuestra platica. Ya casi llegábamos a casa de los Cullen, las luces estaban encendidas y había voces muy alegres. Si, ella ya había llegado.



Abrí la puerta de la casa con ansias contenidas, Edward se reía por lo bajo pero no me molesto, ahí junto a Esme y Carlisle estaba Alice. La observe sonreírme, su dulzura me invadió el cuerpo en un instante y mi cabeza no concibió palabra para describir su belleza, tenia puesto un vestido vino tinto con un escote en v que rosaba suavemente el valle de sus senos, además el vestido al ser ceñido a su delicado cuerpo revelaba su cintura estrecha y su piel blanca como la nieve me hizo sentir un leve cosquilleo en la punta de los dedos, quería tocarla, camino hacia mí y me ofreció su mano. Y cuando mis dedos tocaron los de ella, volví a sentirme en paz.



-Jasper, hoy la pasamos increíble- su voz de soprano solo hizo que despertara de mi trance.



-¿si?, me alegro mucho de verdad Alice. Yo la pase bien con Edward también- dije.



-nos hizo ir por toda la cuidad buscando ropa para todos-dijo Esme sonriendo y no pudimos evitar hacerlo todos.



-Rosalie entendió mi punto de una vez, la ropa no debería de usarse más de una vez- dijo Alice, como si fuera lo más normal de mundo.



-si esto te hace feliz- le dije a su oído.



-si Jasper, además ya me puse de acuerdo con Carlisle para retribuirle todo el dinero, le indique en que empresas debería de invertir, la bolsa de valores y además los números de la lotería que saldrán ganadores-



-ya le dije que no tenía que preocuparse, el dinero es de todos, y como parte de la familia tiene todo el derecho a gastarlo- dijo Carlisle con voz amable y calmada-no te sientas cohibida Alice y tu tampoco Jasper-



-pero como parte de la familia Cullen- Alice me miraba a los ojos pero yo solo vi sus labios delicados y perfectos-también es bueno que colaboremos ¿verdad Jasper?-



-a mi me parece una increíble idea- le dije. Aun sin soltarme la mano camino hacia donde se encontraba Edward y yo la seguí.



-gracias Alice- dijo el sonriendo Edward. ¿Gracias por qué? Pregunte en mi mente por simple curiosidad.



-Alice me dejo su regalo en la habitación-dijo Edward casi riendo- una increíble colección de libros, casi todos clásicos. Gracias Alice, bueno me retiro a leer, nos vemos- y diciendo eso Edward subió a su habitación.



-nosotros también nos vamos a nuestra habitación, gracias por todo Esme y Carlisle- dijo Alice con esa voz tan dulce y alegre que tiene. Yo me despedí de ellos con un pequeño movimiento en mis cabeza.



Subimos las escaleras tomados de la mano y entramos a una habitación un tanto distinta a cual había dejado en la mañana, esta estaba llena de bolsas de compras de todos los colores y tamaños y en una esquina de la habitación estaba un gran armario del estilo victoriano.



-valla-susurre- ahora entiendo cuando Esme dijo que habían pasado todo el día recorriendo la cuidad- Alice cerró la puerta de la habitación y me indico que me sentara en el sofá.



- ¿te importaría ponerte esto para mí?-puso esa mirada tan inocente, solo podrías encontrar esa expresión en una niña pequeña. ¿Quién en todo este mundo podría decirle que no a algo?, entonces asentí.



Me entrego un camisa negra de botones, bastante bonita y algo elegante. Note un cambio en sus emociones, estaba nerviosa, pero bastante feliz. Así que antes de manejar el ambiente decidí preguntarle que la había puesto así.



-¿Alice?-ella tenía la mirada en piso.



-Jasper, ignora mis nervios, solo…-escondió su rostro en mis brazos.



-Alice, ¿pero qué pasa?- me estaba preocupando-dime ¿si?-



-hoy te dije que…-inhalo aun cuando no era necesario- hoy te dije que la espera valdría la pena, ¿tienes idea a lo que me refería?- con su rostro en mis brazos la atraje un poco más a mí, quería que se sintiera segura conmigo.



-pues, en realidad, no estoy tan seguro a que te referiste- me sincere.



-¿podrías hacer algo por mí?-



-Claro-entonces la sentí sonreí-lo que tú quieras Alice, todo para que seas feliz-



-¿podrías relajarlo para mí? - que hermosa era Alice. Levanto su cabeza y me miro a los ojos y me dio un beso suave en los labios, de nuevo el calor rodeaba mi cuerpo, mis poros se despertaron, mis sentidos se habían hecho presa solo de una persona, Ella. Separo sus labios de los míos. Tomo lentamente el suéter negro que tenia puesto yo y me desvistió, jalo de el delicadamente. Relaje el ambiente para ella tal como lo había pedido y cuando estuvo a punto de sacarme el suéter por completo recordé mis cicatrices. Pero ella iba un paso más allá del mío y antes de que reaccionara deposito un beso tierno en una de ellas, mi cuerpo estaba en llamas, quería besarla, quería acariciarla, quería hacer mucho más que eso, pero aun así me contuve, dejaría que ella se sintiera mas cómoda, ella determinaría el momento, el tiempo, el lugar, como siempre…



Sus besos quemaban como hielo, mandaba vibraciones a todas las partes de mi cuerpo, cerré los ojos conteniéndome. Su aroma embriagador era tan potente en este momento, luego se separo de mí y me observo.



-estoy fascinada…-susurro, seguía avergonzada pero mucho más decidida.



-yo las odio- dije.



-¿Por qué Jasper?, cada una cuenta tu historia épica, una historia tan fascinante y único como tu-



-no quiero desagradarte-susurre



-te apuesto que tu produces exactamente el impacto contrario en mi, ven, te mostrare- de nuevo su voz me incitaba. Con su mano me guio hasta la cremallera de su vestido, se coloco de espaldas-¿me ayudas Jasper?- mi cuerpo tembló pero no fue exactamente por nervios, era deseo, podía sentirlo en cada parte de mi cuerpo, deseo que jamás había sentido por una mujer.



Y lentamente se empecé a bajar la cremallera, dejando su espalda blanca a mi vista, a merced de mis manos, pase mi dedo índice por su columna, el roce de mi dedo en su piel me estaba volviendo loco, apreté mis labios para contenerme, sus poros se erizaron con mi tacto y decidí depositar un suave beso, en la mitad de su espalda, respire el aroma de su piel lentamente, mis manos se movían inquietas, agradecí ser incapaz de morir en ese momento, no quería que terminara, atreviéndome un poco mas probé su piel con mi lengua, delicadamente, no quería asustarla.



Y ella se volteo y me beso suave, nerviosa y cálidamente, me indico que me sentara de nuevo en aquel sofá, solo una mirada y bastaba para saber cuáles eran sus deseos.



Mis manos temblaron cuando vi caer el vestido al piso, revelando en ropa interior de un rojo sangre, a la mujer perfecta frente a mis ojos, su cuerpo simplemente era lo más perfecto y hermoso que jamás hubiese imaginado. El monte de sus senos haciéndome la mas tentadora invitación, moviéndose al compas de su agitada respiración, su vientre plano, su cintura seduciéndome con su cercanía y la fina curva de sus caderas me tenían cegado. Quería atraparla con mis manos, tocar y besar cada centímetro de su ser. Ella bajo la mirada, estaba apenada.



-Eres lo más hermoso que he visto, Alice- se me escapo decir. Me levante y la bese con suavidad, ella estaba muy nerviosa y baje mis labios hasta su cuello, escuche un gemido salir de sus deliciosos labios, y nuevamente la carga de electricidad recorrió mi cuerpo y perdí el control, la bese con pasión, mi lengua se hizo camino entre su boca y ella a su vez exigía sentirme más, me abrazo aferrándose a mi cuello. Recorrí con mis manos su delicado cuello acariciándola, pensado como ella se había fijado en mí.



-Jasper- susurro- yo seguí besando su cuello abriéndome paso hasta el inicio de sus senos-disculpa si soy algo inexperta- incapaz de parar busque el broche del brasier con mi manos- esta será mi primera vez…- entonces me detuve, solté su pequeño cuerpo y la mire a los ojos, ella sorprendida parecía estar a punto de llorar si eso fuera posible para nosotros.



-Jasper-dijo con un tono de preocupación- ¿Por qué?, ¿Por qué te detienes?-



-ven- me senté en el sofá y le indique que viniera a mí, se sentó en mis piernas y la rodee envolviéndola con mis brazos. Su angustia me partía mi inmóvil corazón- Alice, debo disculparme- le dije y cuando ella me iba a interrumpir pose mi dedo índice para que me escuchara primero- no me comporte del todo bien contigo esta noche. Eres tú la mujer más hermosa que he visto en mi vida, aunque no me excusare tus encantos me han cegado hoy. Tu cuerpo, tu rostro, tu piel, todo fue demasiado para mí, es que tu eres demasiado para mi Alice. Sé que no he tenido la oportunidad de expresar mis sentimientos por ti- respire- es que solo han pasado días y no puedo creer todo esto que estoy sintiendo. No sé como describirlo, solo sé que quiero pasar toda mi vida contigo.



-Jasper- suspiro Alice diciendo mi nombre. Acaricie su perfecto rostro y la bese en la frente.



-Pero hay algo que quiero ofrecerte Alice, tal vez lo único que pueda ofrecerte aparte de todo lo que siento por ti, quiero ofrecerte la oportunidad de que seas mi esposa- y así tan sencillo como eso, salió de mis labios una propuesta de matrimonio para la mujer más maravillosa que existe.


Espero que les haya gustado, dejen unos comentarios ¿si? =)

Besos! ♥

A través del Océano

Bueno antes de leer este Capitulo, queria pedirles que sinceramente me disculparan, realmente no pude publicar, pues mi compu decidio hacerme una de las suyas y se daño =(
la verdad, la reparacion tardo mas tiempo del esperado pero ya estoy de regreso, =) wiii! esto tambien me impidio poder escribir mas de "sorpresas de la vida" pero tratare en lo posible cumplir con el horario =).. chicas otra cosita que queria aclarar es que ninguna de estas historias son mias, la unica es la antes mencionada (ya quisiera yo escribir así =P) y no meden un credito que no me he ganado, de todas formas agradesco muchisimo sus comentarios ;) bueno, espero que disfruten de todo corazon este cap, y nuevamente disculpen por la ausencia, (en especial Krla)

Besitos! ♥ =)


Disclaimer: Todos los personajes pertenecen a Stephanie Meyer y la Historia es una traduccion de Tatarata.


Capítulo doce: Claustrofobia




Me tomó un momento el despertarme completamente. Comencé respirando profundamente y moviéndome un poco en la cama, sintiendo el calor de Bella en mis brazos, contra mi pecho. Enrollé mis brazos alrededor de ella, besándole su cuello suavemente y sosteniendo su mano. Sonreí para mí mientras me deleitaba con sentir su suave hombro contra mi pecho. Aparté el cabello de su mejilla y la besé suavemente, viendo como sus ojos lentamente se agitaban abiertos. Cerró su boca la cual tenía abierta. Sonreí ampliamente para mí mientras ella sonreía y se giraba.



"Buenos días," dijo suavemente, suspirando en mi pecho.



"Buenos días, amor" murmuré, acariciando su brazo.



Cada mañana como esta era simplemente increíble. Despertar para su ver hermosa cara y oí su voz, sus dulces besos. Era demasiado, demasiado bueno para ser cierto, no obstante, aquí estaba.



Emmett y yo habíamos llamado al Sr. Hann el día después que llegamos, para dejarle saber que cancelara nuestras reservas en el hotel y que ya habíamos encontrado un lugar para vivir. Él se lo había esperado, desde el alboroto que habíamos tenido cuando las chicas estaban finalmente aquí.



Bella rodó sobre mí, moviendo sus brazos debajo de mi espalda para envolverlos firmemente alrededor. Besó mi mejilla dulcemente y justo cuando estaba a punto de inclinarme màs, ella me empujó hacia abajo por el pecho y dio volteretas fuera de la cama, escabulléndose rápidamente del cuarto. Dejé salir un sonoro gemido antes de escabullirme yo mismo y ponerme un suéter que fuera con mis boxers.



Bella ya estaba sentada en el sofá, una sábana envuelta firmemente alrededor de sus hombros y el PS2 cargando enfrente suyo. Había un cesto de basura y varias cajas de klínex enfrente de ella mientras miraba atentamente al televisor. Sorbió por la nariz algunas veces mientras me acercaba, fijándome para ver qué juego cargaría.



"Voy a hacernos el desayuno, ¿vale?" dije, besándole el cabello y dando un paso dentro de la cocina.



"Sin huevos, por favor," llamó Bella desde el sofá.



"¿Todavía te hacen enfermar?" pregunté. Ella hizo cierto ruido, pero estaba rápidamente sumergida en el juego. Bella había estado enferma durante los últimos días. Hubiera querido quedarme en casa y cuidarla, pero ella no lo permitiría.



Unos momentos después estaba sentado a su lado, colocando dos platos de tostadas con mermelada de fresa frente a nosotros. Bella se inclinó y metió una en su boca, sorbiendo violentamente contra su mocosa nariz, sus ojos aún fijados en la pantalla. Me reí en silencio y miré hasta que fue tiempo de alistarme.



Me cambié a un par de jeans negros y una camisa manga larga blanca, poniéndome mi chaqueta negra como me iba. Oí el ruido del inodoro y esperé en el pasillo a que Bella saliera. La puerta se abrió y ella se paró ahí, frunciendo el ceño, su cabello un lío alrededor de su cabeza.



"Odio estar enferma," masculló antes de soplar su nariz. Le sonreí comprensivamente y mantuve mis brazos abiertos. Bella asomó su labio inferior y se sostuvo en mí con fuerza. Acaricié su espalda lo mejor que pude mientras nos maniobrábamos hacia la sala.



Recosté a Bella en el sofá, poniendo la colcha seguramente sobre ella. Puso el control bajo la cubierta con ella, para mantenerse caliente mientras jugaba. Le conseguí todo lo que necesitaría por lo que no tendría que moverse, luego ella ubicó el teléfono enfrente suyo antes que yo besara su frente y me dirigiera al trabajo.



Amaba estar aquí, trabajando en USA. Me sentía tan diferente de casa, probablemente porque estaba bastante restringido a los pocos lugares que conocía en la ciudad - ¡el país! Excluyendo el hecho que estoy con Bella, aún me gustaría el lugar. Me sentía tan importante, siendo de la original Michaels & Hann. Emmett y yo teníamos nuestras propias oficinas, con secretarias. Infortunadamente, no estaba teniendo mucha suerte con la mía.



"Buenos días, Sr. Cullen," cacareó Jessica, sacando su pecho un poco más. Hice muecas pero asentí, entrando a mi oficina. Comencé con el trabajo inmediatamente, clasificando papeles y atendiendo reuniones la mayor parte de la mañana. No tomó mucho antes que tuviera que comenzar a jalar del cuello de mi camisa, desabotonando varios de los botones. Era casi imposible el no tener claustrofobia, estando encerrado en mi oficina todo el día. Pero, honestamente, la causa verdadera era que Bella no estaba alrededor.



Cuando Emmett y yo estábamos caminando de regreso a mi oficina antes de salir a almorzar, la escuchamos.



"Oh, ¡Edward!" llamó en un tono bajo. "Hay una llamada para ti en la línea dos." Estaba sentada sobre su escritorio, cruzando y descruzando sus piernas furiosamente.



"Estoy a punto de salir, Jessica, ¿puedes tomar el mensaje?"



"Ella dijo que su nombre era Bella, o algo," ridiculizó, rodando sus ojos. "Ella dijo que era importante, por lo que pensé que tenía que mencionarlo." No necesitaba otra explicación. Corrí dentro, cerrando de un portazo la puerta tras de mi. Me lancé detrás del escritorio y levanté la línea.



"¡¿Estás bien?" Casi grité. Escuché su musical risa al otro lado.



"Estoy bien, sólo quería decirte que te extraño." Mis labios se curvaron en la sonrisa más amplia del día. Esta mujer era simplemente increíble. No podía creer mi buena fortuna al encontrarla.



"Te extraño tanto," le murmuré en respuesta. "De hecho, estaba pensando que podría tratar de salir un poquito más temprano." Hablamos por unos momentos más, antes qu me excusara, Emmett aún estaba esperando fuera. Él me rodó sus ojos una vez vio la sonrisa boba que tenía estampada en mi cara. Lo pinché en el hombro y él se rió en silencio, corriendo escaleras abajo mientras yo tomaba el elevador.



Estaba esperando por tal vez un minuto cuando él vino a toda velocidad por las escaleras, jadeando pesadamente.



"Sabes," dije. "Hay una razón por la que tienen elevadores que van a lugares como el sexto piso." Emmett me sacudió su mano, aún jadeando por aire.



"Sip, pero ahora yo seré un ágil hombre mayor y tu serás un anciano gordo en silla de ruedas." Este hombre, seriamente, debía estar loco.



"Tomaré las escaleras cuando vayamos al segundo piso," suspiré, alejándome sin él. Caminamos calle abajo donde había una gran plaza comercial. Compré un cubo de papel lleno de comida china, arroz frito, Lo Mein (plato chino) y algunos vegetales que logré conseguir que metieran en una caja para mi. Estaba caminando por la acera, buscando por dondequiera que Emmett estuviera, llevando comida con los palitos a mi boca cuando lo vi.



Me quedé parado allí, mirando fijamente los estantes de rojos y dorados, teniendo cierta clase de epifanía mientras miraba cada pieza. Terminé mi almuerzo y lo tiré dentro del caneco de basura al lado de la banca donde estaba sentada una mujer de edad, quien me miraba con una sonrisa. Le sonreí antes de regresar a la ventana y mirar el escaparate una vez más.



"Ella debe ser una chica afortunada," habló con voz ronca. "Si estas pensando tanto sobre esto." Me giré hacia ella y sonreí, mis ojos parpadeando de regreso a la tienda.



"Definitivamente lo es," murmuré. Escuché a Emmett llamando mi nombre desde abajo, por los fritos Nueva York. En vez de esperar por él y dirigirme de regreso a la oficina como normalmente lo haría, saludé con la mano a la señora y di un paso dentro de la tienda, la campana en la puerta tintineó mientras entraba. Escuché a Emmett desde la calle, gritando en sorpresa por donde me vio entrar.


No se preocupen, mañana tambien publico ;)
Besos mi nenas! ♥

Rob revela los secretos de su alimentación

El británico Robert Pattinson ha revelado los secretos de su alimentación parece que el actor ha cambiado sus hábitos y cada vez come más sano. Esto se lo contaba al diario alemán Sächsische Zeitung. Para mejorar su dieta utilizar un servicio que reparte comida recién hecha cada día. “En Los Angeles he comenzado a usar un servicio de reparto que sólo ofrece alimentos frescos y sanos”,“Por la mañana tengo una bolsa con mi comida sana. Nunca en mi vida me he cuidado tanto como ahora”. contaba el protagonista de la saga Crepúsculo.

Claro que hecho de menos la comida de mi casa, pero estoy solo en el camino la mayoría del tiempo, admite. “No sé cocinar. Sólo sé hacer tostadas. No parece que esté preparado para ello. Soy incapaz de decir lo que sabe bien o no”, aseguraba.


Robert no tiene un lugar que pueda llamar casa, ya que viaja mucho y tiene un largo horario de trabajo. “Mi casa consiste en tres maletas”, explicaba. “Todo está en ellas”. Sin embargo, admite que está menos preocupado por el peso que su compañero Taylor Lautner que no para de entrenar y que como cada dos horas.


Sin embargo, Kristen Stewart es una gran cocinera y su hobby es hacer pasteles y ver el canal Food. “Me gusta hacer pasteles”, decía Stewart de 20 años. La joven tiene árboles frutales en su patio con los que elabora sus pasteles. Aunque ambos chicos comparten una afición muy dañina: el tabaco, Robert afirma que no sabe que hacer en sus tiempos muertos, así que fuma.

Fotos de True Blood en el "Comic-Con 2010"



imagebam.com imagebam.com imagebam.com

imagebam.com

Ian publico en su Twitter

Gracias a nuestro amado Ian que publio una gran noticia para nosotras en su twitter donde nos dice que "Acaba de concluir el episodio 1 de la segunda temporada-San Diego aquí llegamos. Cuidado con ..." Asi que chicas ya falta menos no aguanto las ganas de que vuelva con su segunda temporada...



Preparativos para la boda de "Edward y Bella"

Le pedimos a los expertos de la industria de la famosa Event Planner Bailey Preston, quien recientemente diseñó la boda Ivanka Trump, a Reem Acra, quien ha creado vestidos glamorosos de la boda para la medida celebridades demasiados a la lista-para darnos sus ideas para la boda de Bella y Edward .



Anillo de compromiso de Bella

LA INSPIRACIÓN: “Situada en el sector de raso negro, el anillo de Elizabeth Masen brillaban en la penumbra. La cara era un óvalo de largo, con inclinadas filas de relucientes piedras redondas. La banda era de oro-delicado y estrecho. El oro hizo una frágil red alrededor de los diamantes. “ -The Twilight Saga: Eclipse

LA EXPERTA DICE: “Este anillo de diamantes son antiguos de Europa y el corte de rosa es perfecta para Bella, ya que, como ella, tiene una fuerza y elegancia al respecto. Es femenina, con sólo un ligero nerviosismo, una refrescante alternativa a un solitario tradicional. Ese anillo se trata de un antiguo edificio del año 1900 que conecta el usuario a su historia, algo que sería importante para Bella porque ella se conecta a la de la familia que se casa . “


Las Inv
itaciones

LA INSPIRACIÓN: “Edward estaba a mi lado y me cogió la mano. 13 de agosto? -preguntó casualmente después de unos minutos de silencio cómodo “. -Bella, en The Twilight Saga: Eclipse

LA EXPERTA DICE: “Este diseño captura la esencia de Bella y Edward: dramática y apasionada con un toque de elegancia oscura. Incorpora una variedad de técnicas y materiales de imprenta, por lo que es complicada y armoniosa, como su relación. La paleta de colores simboliza la química entre ellos: el rojo es pasión y un guiño a los vampiros, mientras que el café expreso es misteriosa y oro representa el lujo y la elegancia. Su relación es tan especial, la invitación tuvo que combinar! “



La decoración

LA INSPIRACIÓN: “Yo estaba distraída por la profusión de flores blancas que colgaban en guirnaldas de todo en la habitación … chorreando largas hileras de cintas de gasa blanca. Pero me arrancó los ojos en el dosel de Bowery y buscado a través de las filas de sillas cubiertas de satén … hasta que lo encontró, por fin, de pie ante un arco más rebosante de flores. “ -Bella, en La Saga Crepúsculo: Amanecer Rompiendo

LA EXPERTA DICE: “La pasión entre Bella y Edward es electrizante; su boda necesariamente debe ser mágica y cautivadora. Romance, fantasía y drama, cada uno, son elementos clave en la extraordinaria historia de la pareja y la interpretación justificada creativa llena de flores magníficas, brillantes estrellas, la niebla de ensueño y mucho más. Recepción de la pareja pidió un cambio en el estado de ánimo después de la ceremonia de arañas de cristal, candelabros florales, y una espectacular iluminación. “

Las Flores

LA INSPIRACIÓN: “Huele maravilloso!” Le aseguré-casi embriagador, pero no estoy abrumada … “flores de color lila naranja … … y algo más, estoy en lo correcto? ‘” -Bella, en La Saga Crepúsculo: Amanecer Rompiendo

LA EXPERTA DICE: “La saga de Crepúsculo es tan clásica y romántica. Me inspiré para crear un ramo atemporal, caprichoso, casi inocente de rosas blancas y fresia que refleja el verdadero amor en su forma más pura, con un toque del lado más oscuro del deseo de Bella viene a través con toques de Helleborus profundo “.

Vestido de dama de honor de Alice

LA INSPIRACIÓN: “Alice estaba de vuelta antes de que hubiera respirado doscientas respiraciones, con un vestido que fluía por su cuerpo delgado como una cascada de plata.” -Bella, en La Saga Crepúsculo: Amanecer Rompiendo

LOS EXPERTOS DICEN: “Alicia es la fashionista de marimacho de Bella, y Alice debe elegir un vestido elegante pero no demasiado. El hombro es un guiño a su simple amor por la moda (y una firma Thread!) Y las olas que fluyen de la gasa de seda sobre charmeuse prestan la formalidad necesaria para una ocasión tan trascendental. “



Vestido de Rosalie

LA INSPIRACIÓN: “Rosalie se deslizó más allá de la puerta del baño con un vestido plateado con brillo con sus cabellos de oro apilados en una corona de suaves en la parte superior de la cabeza. Ella era tan hermosa que me dieron ganas de llorar. “ -Bella, en La Saga Crepúsculo: Amanecer Rompiendo

LOS EXPERTOS DICEN: “Rosalie tercamente desaprueba la pareja de Edward y Bella desde el primer día, y vimos su selección de un vestido relativamente simple para mostrar su oposición a la boda. Sin embargo, Rosalie también es orgullosa de su belleza, así que sabía que no sería capaz de resistirse a añadir un toque glamoroso pocos a su grupo, ya sea el drapeado magnífica de crepe de seda en la cadera o el brillo elegante de su cinturón de cristal . “

Vestido de novia de Bella

LA INSPIRACIÓN: “Mis rodillas temblaban tanto mal como [Alice] fija la larga fila de botones de perlas por mi espalda que temblaba en el raso wavelets poco por el piso … La vaina estrecha con el vestido blanco brillante ensanchadas sutilmente casi como una cala invertida o un lirio. “ -Bella, en La Saga Crepúsculo: Amanecer Rompiendo

LA EXPERTA DICE: “Vi un sesgo de corte romántico de vestido marfil hecha de charmeuse de seda líquida y encajes antiguos Alencon con botones forrados de espalda que guiño a educación victoriana de Edward. Es un vestido que se adapte a la personalidad atemporal de Bella a la perfección.”

Algo prestado, algo azul LA INSPIRACIÓN: “Alice deslizó dos peines en el pelo por debajo del borde de la gruesa trenza. -Eso es algo viejo y algo azul, “Alice reflexionó … ¿Y tu vestido es nuevo … “Ella tiró algo en mí … la liga blanca vaporosa cayó en mis manos. “Eso es mío y lo quieren de vuelta,” dijo Alice. “ -Bella, en La Saga Crepúsculo: Amanecer Rompiendo

LOS EXPERTOS DICEN: “La inspiración para liga de Bella era” muy discreto y se une a la elegancia de época. ” Es un híbrido de las cualidades distintas de Bella y Edward : Bella es bonita, natural y clásica. Edward es brillante, y cautivador. “ -Claire Quigley, diseñador, journelle.com

“Imaginé una pieza para Bella que parecían ramas de flores silvestres que su abuela podría haber llevado a su propia boda. Diseñamos hojas silvestres y los había hecho en la oscuridad piedras azules establecidos en el metal de plata ennegrecida, así la sensación de antigüedad.”

El pelo

LA INSPIRACIÓN: “Ya puedes empezar a trenzar. Quiero que sea intrincado. El velo va aquí, debajo.” -Alice, en The Twilight Saga: Dawn Rompiendo

LA EXPERTA DICE: “Lo que es realmente hermoso de estos peinados de salón es el romance vinculado con el movimiento. Además, hay una complejidad y la dualidad en la textura, muy similar a la complejidad propia de Bella, y los estilos tienen muchas vueltas, al igual que la historia “.

Las Alianzas

LA INSPIRACIÓN: “No me di cuenta que estaba llorando hasta que llegó el momento de decir las palabras cegadoras. ‘Sí, quiero”, me las arreglé para ahogar en un susurro casi ininteligible … Cuando le llegó el turno de hablar, las palabras sonaron claras y victoriosas. ‘sí, quiero “, prometió.” -Bella, en La Saga Crepúsculo: Amanecer Rompiendo

LA EXPERTA DICE: “el anillo de Bella es romántica, pero inusual, el diseño de vid de oro adornado (con 372 diamantes blancos!) Coincide con su compleja personalidad. La alianza de Edward es una mezcla de oro y rubíes ocultos, que evocan sus poderes secretos. “

El pastel de bodas LA INSPIRACIÓN: “Estaba cegada por los flashes como el cuchillo más de una espectacular torta, demasiado grande, pensé, para nuestro grupo relativamente íntimo de amigos y familiares.” -Bella, en La Saga Crepúsculo: Amanecer Rompiendo

LA EXPERTA DICE: “Hemos ampliado es espectacular” altura de pastel por elevar cada nivel con bandas de azúcar rosas rojas. El color representa la sangre, mientras que la formación de hielo blanco coincide con la piel de la pareja. No sentí que Bella y Edward responderían a un tema blanco sobre blanco, y utilizando helado del chocolate como la sensual motivo-por lo menos mortales responder de manera decidida al perfume de chocolate! “

La Música LA INSPIRACIÓN: “La música … subía la escalera, junto con la fragancia de un millón de flores. [Es] era familiar, tradicional marcha de Wagner. “ -Bella, en La Saga Crepúsculo: Amanecer Rompiendo

LA EXPERTA DICE: “Las canciones de mi lista de temas trascienden el tiempo y mejoran la estética de principios de 1900 su boda. Elegí “Vampire Heart” por Él para la entrada de Bella y ‘Walking With a Ghost “de Tegan & Sara para la ceremonia, tanto reflexivo y emocional de boda-canciones de Wagner de marzo encarna esto también. La gente que entra a la recepción, es importante tomarse un tiempo la construcción de la energía de la celebración y lo que sería una lista de reproducción sin Crepúsculo ‘de Michael Jackson Thriller’? “

La caja de regalo

LA INSPIRACIÓN: “El regalo de los Volturi se presentó en una caja adornada tallada caja antigua de madera con incrustaciones de oro y nácar, decorado con un arco iris de piedras preciosas. Alice dijo que la caja en sí misma era un tesoro de incalculable valor, que habría eclipsado casi cualquier pieza de joyería, además de la que en su interior. “ -Bella, en La Saga Crepúsculo: Amanecer Rompiendo

LA EXPERTA DICE: “Cofre del siglo 16 ataúd Wagner rectangular (por valor de 116.500 dólares) los lados se establecen con los paneles de cuatro lapislázuli en los plazos de volutas, la inserción esquinas con nichos arqueados apoyo a cuatro ángeles y dos niñas sosteniendo ataúdes joya y dos niños la celebración de una collar de esmeraldas y rubíes un dos. Las cuatro esquinas se aplican con racimos de perlas barrocas con hojas de esmalte verde translúcido, y algunos cameos de la amatista se establecen con rubíes. “

El collar de regalo

LA INSPIRACIÓN “El collar era simple de oro entretejidos en una gruesa cuerda de una cadena, casi a escala, como una serpiente suave que se acurrucaba cerca alrededor de la garganta. Una joya colgaba suspendido de la cuerda: un diamante blanco del tamaño de una pelota de golf. “ -The Twilight Saga: Dawn Rompiendo

LA EXPERTA DICE “Me encanta la idea de que un diamante de ese tamaño sería una forma de gotas, en lugar de una piedra redonda. Es tan intemporal y también tiene el trasfondo de algo de líquido como una lágrima o una gota de sangre. La pesadez de la cadena es casi serpentina. Es un resumen de su historia de amor en esa especie de elegante forma amenazante una serpiente de oro envuelta alrededor del cuello se sentiría, pero también simboliza la eternidad. Creo que los Volturi se han previsto las dos interpretaciones de esta pieza de joyería. “

La luna de miel

LA INSPIRACIÓN: “Nos dirigimos hacia el este en mar abierto … Por lo que yo recordaba que no había mucho este de Brasil … “Esta es Isla Esme. Un regalo de Carlisle, Esme ofreció para que nos lo presto “. … La luna brillaba sobre la arena blanca y, a pocos metros de distancia de la casa, relucientes olas … Yo estaba más centrada en la cama blanca absolutamente enorme en el centro de la sala, colgado de nubes ondulantes de mosquitero. “ -Bella, con una cita de Edward, en The Twilight Saga: Breaking Dawn

Experto dice: “Un viaje en barco lejos de la costa de Brasil hay un puñado de islas subtropicales que combinan escenarios selva y playas de aguas cristalinas con mucha privacidad de luna de miel esencial. Si usted no tiene los fondos para financiar su escapada propia isla privada, la cabeza más por la costa para replicar su propio escape Edward-Bella-y-estilo. Reserve una de las cuatro bungalows en la playa apartada retiro Fazenda São Francisco o la brisa eco-chozas de Tauana, que están respaldados por los bosques vírgenes y liderada por kilómetros de de arena blanca Corumbau costa y ofrecen una muestra del silvestres Bahía Sur

Casting para otro personaje



The Vampire Diaries trata con vampiros, por supuesto. Y también brujas. La próxima temporada aprenderemos más sobre los hombres lobos. Ahora podemos confirnar la presencia de una especie más de la serie: Blue Devils ( Demonios azules-espero que no sean pitufos) The CW está haciendo un casting para el posiblemente rol recurrente de Vanessa. La actríz deberá ser hermosa, inteligente, una estudiante graduada en Duke University. Será la asistente de Damon y Alaric con su investigación sobre los hombres lobos.


Más trabajo en equipo para Damon y Alaric en la segunda temporada? No podemos esperar!


Fuente

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Seguidores

Sisters

adifferentworldforgirls

Afiliame

Fanfics
Fanfics

Blog Archive