Horarios de Publicacion

**Horario sujeto a Cambios** Miercoles: Los Reyes Cullen..................................... Jueves: Odio x Amor..... Sabado: Sorpresas de la Vida y Ones-Shots...................... ¡DISFRUTENLO!

Administradoras

Mi foto
DaneFals97♥
Me llamo Daneska Fals, vivo en venezuela, valencia, tengo 13 años, signo leo, cumplo en 8 de el 8 (agosto) soy muy loca y rara segun mis amigos (ojo no soy anti-social sino lo contrario) pues yo prefiero leer a ver tv, dormir en ves de salir y cosas así que no van dentro de lo comun! XD.. adoro pasar tiempo con mis amigos y familiares. estar en la compu, leer y escribir, me fascina sobremanera cuando me llega una rafaga de inspiracion (mucha de ella basada en Edward o Jake XD..) gracias por visitarme y estar un rato en mi loka compañia! =)
Ver todo mi perfil

A través del Océano

A través del Océano

Ella Marca La Diferencia

Ella Marca La Diferencia

Los reyes Cullen

Los reyes Cullen

ODIO X AMOR

ODIO X AMOR

Sorpresas de la Vida

Sorpresas de la Vida

Comentarios Recientes

Crédito

Gracias a el blog "Brndhuu Gallery" por el fabuloso diseño =)
jueves, 26 de agosto de 2010

Ella marca la diferencia

Disclaimer: Todos los personajes pertenecen a Stephanie Meyer y la historia es de Sorciere-Rouge



Capitulo 9

Con que esto es estar enamorado...pensaba tontamente, incapaz de poder parar un segundo a pensar en otra cosa que no sea Alice, enamorado…la palabra resonaba en mi cabeza incapaz de que ese eco finalizara, debiera estarlo, si no estaba enamorado de Alice no imaginaba poder sentir algo tan fuerte. Era como adrenalina corriendo en mis vacías venas, era ver el mundo desde otro punto, increíble, era como si por fin después de casi un siglo estuviera respirando. Sabia por algunas historia que María me conto que cuando los vampiros se enamoran es para siempre, no como en los humanos que suele ser un sentimiento pasajero mesclado por la sensualidad y acabado por la lujuria y olvido. Por primera vez pensé en que ser vampiro era algo maravilloso, nunca moriría, nunca podría acabarse ese sentimiento por Alice, no existía miedo a nada y María… María simplemente se estaba alejando como un mal sueño.


Íbamos en carro, camino al centro de la cuidad yo en la parte de atrás mientras que Edward y Emmett hablaban quien sabe de que, no importaba. Salimos de esa selva verde que crecía incontrolablemente, a pesar de que era temprano el sol estaba escondido, aun no llovía pero sabía que sucedería.

-vamos tortolo despierta, así que Alice te tiene así- era Emmett con su tono alegre.

Sonreí apenado-si, es que puedo decir no me había sentido así-

-si… lo mismo me pasa a mí, Rosalie…uff… ya sabes-hizo un gesto de forma insinuante pero al final fue la reacción de incomodidad de Edward la que me mostro a que se refería Emmett. Emmett me miro un tanto dudoso por mi silencio, no podía confesar que no había tenido intimidad con Alice aparte de eso, si hubiese sido así no se lo hubiese dicho de todas formas.

-exactamente Jasper- sonrio Edward a mi pensamiento- Solo Emmett acostumbra hablar y PENSAR abiertamente de su intimidad-

-hay vamos chicos, es muy normal, y no puedo creer Jasper que no allá pasado nada con Alice, pero esas miraditas…-

Debí haberme enojado, pero ese era Emmett sin ánimos de ofender, simplemente estaba siendo él, hasta me dio un poco de risa su ocurrencia, ¿seria tan obvio?. Edward y Emmett siguieron hablando, sus risas y bromas seguían en el aire, mientras yo planeaba y rebuscaba alguna manera original de sorprender a Alice, que difícil se me iba hacer, quería regalarle algo con mi esfuerzo, aunque sabía que tenía que esforzarme tanto para conseguir las cosas que quería, ese era otro punto a favor de ser vampiro, podría darle todo lo que Alice quisiera. Conseguir el dinero no se me iba hacer problema, siempre que necesitaba algo de dinero, ya sea para aparentar o para conseguir algo de ropa iba algún casino cercano y apostaba. Simplemente bastaba con percibir las emociones de mis rivales en la mesa de cartas. Y todo listo… sabría cuando podía apostar y cuando engañarlos con falsas esperanzas. Bueno eso ya era la primera parte del plan. Me imagine que estaría viendo Alice en mi futuro en este momento…

-¿Aquí en la cuidad hay algún Casino?-

-¿te gustan las apuestas?- pregunto Emmett entusiasmado.

-pues, si. Soy bastante bueno-

-ja. Por fin un compañero con quien apostar. Hoy después de comprar las cosas necesarias para la boda, deberíamos de ir al Casino que está en la cuidad próxima. ¿Tu qué opinas Jasper?, así vemos que tan bueno eres- su sonrisa de niño me entusiasmo.

-realmente me gustaría, además acabo de pensar que con el dinero que gane le comprare una sorpresa a Alice-

-¿y como estas tan seguro que ganaras?-me reto Emmett pero su sonrisa juguetona no mostraba ninguna amenaza.

Me reí- bueno entonces veremos Emmett que tal te va perdiendo contra mí. Y tu Edward, ¿te animas?- pregunte.

-mmm…bueno… no sé, es que me es aburrido ganarles siempre, pero si jugare contra ustedes- los tres nos reímos, claro que seria interesante jugar contra Edward, tendría que estar pensando a cada momento en otra cosa que no sean mis cartas.

-bueno al menos ya tienes una estrategia Jasper, aunque no me gustan las apuestas se que será un juego muy emocionante-

Seguimos por la vía al centro de la cuidad, nos bajamos del carro y empezó a llover. Inútilmente nos refugiamos cerca de la tienda más cercana, las gotas caigan desde mis cabellos hasta mi piel y recordé a Alice en cada una de ellas. La había conocido en un día así, de lluvia, ese día cambio toda mi existencia en un solo instante. Que vulnerables somos al odio, a la rabia y al rencor pero hoy aunque nunca lo allá dicho en voz alta estaba enamorado de Alice y era tres mil veces más vulnerable a su belleza, a ese sentimiento que no me atrevía a confesar (claro era totalmente estúpido no hacerlo, me iba a casar con ella, pero como todo lo que hacía Alice tenía un orden preciso y sabia que pronto podría decirle mirándola a los ojos que estaba enamorado de ella.

Observe la cuidad bajo el manto de la lluvia… estaba enamorado de Alice, tenía que decírselo.

Edward me hizo señas para que cambiara un poco más rápido, claro, hablando humanamente, y ahí fue cuando caí en cuenta de que estaba rodeado de humanos. Aspire inconscientemente buscando el aroma de cada uno de ellos, buscando la delicia que venía de su sabor, apreté mis puños tratando de controlarme y Edward me miro de reojo. Si Edward es una gran tentación pero tranquilo todo está bien, el solo asintió pero pude ver que su espalda se tensaba cada vez más.

Nos acercamos a una tienda un tanto elegante, pero bastante oscura para mí gusto. Un olor a Canela inundo mi olfato y el sonido de un violín llenaba el ambiente. Interesante me dije. Me encantaba el sólido del violín, con sus bajos y altos, era totalmente sorpresiva su melodía, era alegre y seguro pero también era dulce y triste a la vez. Nunca le había preguntado a Alice cual era su melodía favorita y en verdad yo no tenía ninguna.

Un caballero de unos 40 muy bien vestido y totalmente reluciente de pies a cabeza salió de la parte de atrás del mostrador, nos dedico una sonrisa tensa-buenos días Caballeros, ¿en qué puedo servirles? Ah, son ustedes señores Cullen, ¿Qué tal le fue en su boda señor?- estaba bastante nervioso pero aparentaba muy bien. Tenía un acento levemente italiano.

-¿Como está usted señor Luigi?, queremos contratar tus servicios nuevamente, mi cuñado-me señalo Edward, se casara dentro de poco y dado a que hizo un espectacular trabajo con Emmett quisimos que fuera usted el que arregla el Esmoquin-

-vino al lugar ideal señor…-

-Jasper, por favor-

-señor Jasper. Déjeme tomar sus medidas primero que todo para después hablar de que estilo le gustaría.

Tomo mis medidas de manera rápida y eficaz, siempre trataba de no tocar mi piel pero podía escuchar el palpitar de su corazón, amenazante y delicioso. Edward solo miraba de reojo pero también sabía que no haría nada, solo estaba, digámoslo de un modo en Alerta.

Después el señor Luigi me mostro una cantidad enorme de trajes, no tenía idea que habían tanto estilos y cortes, en ese momento es que Edward y Emmett me aconsejaron. Unas cuantas veces se rieron a mis costillas, me hicieron probar trajes que eran de cuando yo era humano, unos tantos horribles y varios que me gustaron. A pesar de todo el tiempo que estuvimos en la tienda la pase muy bien con ellos y empecé a entender un poquito a Alice, ya sabía porque tardaba tanto. Pero realmente quería lucir bien para ella ese día, quería que fuera su día, el nuestro.

Seguía lloviendo en la cuidad. Ya tenía algo adelantado, el traje, ahora faltaba un anillo, la planificación de la luna de miel y además de eso mi sorpresa. Sabía que faltaban dos semanas, pero exactamente sabía que dos semanas no eran nada de tiempo para nosotros, ni mucho menos para mí.

Para evitar las sospechas entramos un café y ordenamos inútilmente tres cafés, olía delicioso mesclado con las personas refugiadas hay por el frio. Mi garganta ardía cada vez más pero antes de que Edward se empezaba a impacientar le hice señas de que todo estaba bajo control.

-la primera vez es muy difícil Jasper, a mi me costó demasiado-dijo Edward jugando con una cuchara y llenándola de azúcar.

-si, pero tengo que hacer todos estos esfuerzos por Alice- dije- no quiero defraudarla, y tampoco ustedes que se han comportado excelente conmigo, tratándonos como si fuéramos de la familia-

-es que lo eres Jasper, me divierte tener un nuevo hermano y una nueva hermana- Emmett sonreía-es muy difícil acostumbrarse, yo creo que no nos acostumbramos a desear y no poder probar la sangre de humanos pero eso nos hace ser mejores-ahora si se estaba poniendo serio- Carlisle nos dio una oportunidad por rescatar la parte humana que queda en cada uno de nosotros, ser vampiros no fue una elección pero no por eso debe ser una carga. Por ejemplo tu has encontrado el amor y ahora una familia, siempre hay algo bueno en todo-

-gracias Emmett- no me imagine que Emmett pudiera hablar de esa manera pero sus palabras me llegaron. Era verdad tenia a Alice y ahora una familia.

-y sabes me cae muy bien la enana así que no le hagas daño Jasper- dijo Emmett- es una mujer muy agradable.

-si ella es increíble…-

-tienes que escuchar sus pensamientos, jamás le haría daño a Alice- me sentí incomodo pero era verdad jamás le haría daño a Alice. Solo deseaba que fuera feliz.

-cambiando un poco de tema, no tengo ni la menor idea de donde llevare a Alice en la luna de miel-

-tiene que ser un lugar muy especial y romántico por que será su primer…- Edward interrumpió a Emmett con la mano- ¿Qué?-puso cara de niño inocente- iba a decir que iba a ser su primer viaje juntos-solamente reí, pero sabía que Emmett estaba en lo cierto, ese iba a ser nuestro primer encuentro juntos, claro que lo deseaba más que nada pero me estaba empezando a sentir un tanto nervioso.

-bueno yo te puedo ayudar con eso, buscare en sus pensamientos si quiere ir a algún sitio especial, ahora debemos ir a buscar el anillo-los tres nos levantamos y salimos del café.

Recorrimos casi la cuidad entera en busca de un anillo perfecto, quería uno que contara una historia parecida a la que Alice y yo vivimos, pero ninguno me terminaba de gustar del todo. Era mucho más complicado de lo que yo esperaba, siempre que veía uno bonito me imaginaba la pequeña mano de Alice y como contrastaría eso con ella. La verdad es que ninguno encajaba del todo, yo sentí que Alice era demasiado bella y que su belleza opacaría cualquier anillo o simplemente era que no había llegado el correcto.

Ya como a las 6 de la tarde Emmett nos recordó que deberíamos de ir a la cuidad próxima a jugar unas horas en el Casino. Después de una tarde sin Alice y llena de aroma a humanos lo único que quería era besarla de nuevo, me sentía incomodo pero a la vez disfrutaba mucho las ocurrencias de Edward y Emmett.

Cuando dije que seria en otra ocasión Emmett me reto a ganarle y yo como un niño caí en su engaño. Bueno tardaría un poco más en ver a Alice pero tal y como Edward me hizo ver que seria bueno dejarlas realizar todos los preparativos para la boda, que si íbamos Rosalie, Esme y Alice se sentirían un poco incomodas con nuestra presencia. También me explico que Rosalie era sumamente estricta con los preparativos y que nunca dejaba que los hombres supieran cual seria la decoración.

Entonces, nos subimos en el carro y al termino de dos horas ya estábamos en la cuidad, esta era tres veces más grande que la anterior. Llena de luces y se notaba que tenía mucha vida nocturna. Nos bajamos y entramos al Casino. Como era temprano no estaba tan lleno de humanos y eso me hizo sentir mejor, realmente cuando llegara debía de ir a cazar, me sentía sediento, la garganta me ardía a no más poder pero todavía había control en mi.

Fuimos directamente a la mesa de póker, y nos sentamos los tres a jugar un buen rato. Edward aprovechaba sus habilidades para ganarnos a Emmett y a mí, pero mientras tanto yo estudiaba sus emociones, dejaría que se sintieran seguros y después les ganaría.

Me había salido un mano muy mala, cartas bajas y en la mesa oportunidades de póker, los dos estaban eufóricos. La mano se estaba volviendo personal. Yo me retire inmediatamente dejando a Edward tratando de leer a un Emmett que hacia todo lo posible por no pensar en sus cartas.

-quien gana esta mano, gana todo, y además se gana el puesto de padrino de bodas de Jasper- dijo Emmett.

-si Jasper está de acuerdo, me parece una excelente apuesta que perderás Emmett-

-a mi me parece una excelente idea-sonreía divertido, no se me había ocurrido poner padrinos en la boda, no creía que Alice se enojara y a ella le tocaría elegir a la madrina.

-y aparte quiero apostar la billetera de cuero que te dio Carlisle para navidad, Emmett-

-es trato hecho-Emmett ni siquiera titubeo. Mostraron sus cartas y Edward había ganado. Tenía un póker de 7. Edward estaba más que feliz, dio un salto y celebraba mientras que Emmett que había perdido se ponía las manos en la cabeza.

-te lo dije Emmett, sabía que ganaría, ahora dame mi billetera nueva por favor-dijo con suficiencia y alegría Edward.

-está en el carro- Emmett sonría aunque estaba un poco desilusionado-yo quería ser padrino de bodas- tome las llaves y fui al carro a buscar la billetera de Emmett, en realidad ahora era de Edward, tenía el símbolo de los Cullen sobre el cuero negro.

Y hay, sin Alice, sin Edward, sin Emmett, en plena calle sentí el aroma de la sangre…



--------------------------------------------------------------------------------------------------------
Bueno y como les prometi tb les traigo el capitulo de esta historia super bella yo la verdad adoro esta pareja porque Jasper es super lindoooo ♥... Bueno disfruten el capitulo chic@s y disculpen de nuevo por tanta demoraaaaa... Esperemos que Danii regrese pronto... Saluditos y gracias por el apoyo

2 comentarios:

Danyyy dijo...

gracias por el capitulo son geniales,me encanto jasper tratando de pasar desapercibido entre humanos pobre jeje,me encanto edward y emmet ayudando y burlandose de jasper jeje que malos .besos

Ariusk dijo...

Q romantica es esta historia y si esta pareja es muy linda!! me encantao el capi espero que Jas se resista y no cometa una burrada!!! Besos mi Krlita espero de verdad q vuelva Dane pronto y que ya este mejor!! Saludos!!

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Seguidores

Sisters

adifferentworldforgirls

Afiliame

Fanfics
Fanfics

Blog Archive