Horarios de Publicacion

**Horario sujeto a Cambios** Miercoles: Los Reyes Cullen..................................... Jueves: Odio x Amor..... Sabado: Sorpresas de la Vida y Ones-Shots...................... ¡DISFRUTENLO!

Administradoras

Mi foto
DaneFals97♥
Me llamo Daneska Fals, vivo en venezuela, valencia, tengo 13 años, signo leo, cumplo en 8 de el 8 (agosto) soy muy loca y rara segun mis amigos (ojo no soy anti-social sino lo contrario) pues yo prefiero leer a ver tv, dormir en ves de salir y cosas así que no van dentro de lo comun! XD.. adoro pasar tiempo con mis amigos y familiares. estar en la compu, leer y escribir, me fascina sobremanera cuando me llega una rafaga de inspiracion (mucha de ella basada en Edward o Jake XD..) gracias por visitarme y estar un rato en mi loka compañia! =)
Ver todo mi perfil

A través del Océano

A través del Océano

Ella Marca La Diferencia

Ella Marca La Diferencia

Los reyes Cullen

Los reyes Cullen

ODIO X AMOR

ODIO X AMOR

Sorpresas de la Vida

Sorpresas de la Vida

Comentarios Recientes

Crédito

Gracias a el blog "Brndhuu Gallery" por el fabuloso diseño =)
jueves, 22 de julio de 2010

Ella Marca la Diferencia

Disclaimer: Todos los personajes pertenecen a Stephanie Meyer y la historia es de Sorciere-Rouge.




Capitulo 6




Alice, Alice, Alice-mi mente solo se dirigía hacia ella. Por fin un poco menos sediento, el ardor de mi garganta no era tan fuerte, el sol se estaba poniendo, era el atardecer de otro día en la inmortalidad, pero ya no pesaba, vivir para siempre con Alice era una bendición. Solo quería volver a verla. Edward seguía conmigo, habíamos hablado sobre cada miembro de la familia, con una charla a lo que debió ser bastante común entre los Cullen, o al menos cuando Edward estaba presente. Sin muchas palabras y bastantes pensamientos, que cómodo me había resultado. Habíamos bebido sangre de pumas, osos y unos ciervos, los últimos cuales deteste. El seguía corriendo a cierta distancia, dándome espacio tal vez pues mis pensamientos solo estaban con Alice, ¿habría llegado ya?



-si, lo más probable es que ella este ya en la casa- dijo Edward- generalmente Esme y Rosalie llegan al anochecer cada vez que se van de comprar-



Había evitado toda la tarde en no pensar en las palabras sin sonido de Alice, mi mente corrió mucho más rápido y se dirigió explícitamente a ese recuerdo de hace unas horas atrás, ¨La espera valdrá la pena¨ para mi sus palabras habían dejado un toque de sensualidad pero tal vez yo me estaba entusiasmando demasiado. Entonces Edward se rio, me sentí avergonzado.



-no te sientas así- me dijo Edward con una sonrisa- además ya estoy acostumbrado. Al poco tiempo de que Carlisle me convirtió, convirtió a Esme y se enamoraron, después Rosalie y cuando llego Emmett volví a escuchar ese tipo de pensamientos-esta vez hizo una mueca-te puedo asegurar que tus pensamientos no son nada comparados con los de Rosalie y Emmett- a mi simplemente se me escapo una carcajada.



-en realidad eso me hizo sentir mucho mejor Edward, prometo tratar de cuidar mis pensamiento aunque…- recordé la sonrisa de Alice, su mano delicada, su dulce aroma que me estaba volviendo loco y la terrible necesidad que querer besar sus labios -algún día sentirás por alguien lo que yo siento por Alice, aunque debo confesar que no pensé que esto me pasara a mi- de seguro si hubiese sido humano estuviera sonrojado, pero además de que Edward podía leer mis pensamientos decrete de que ocultarlos seria una pérdida total de tiempo.



-eso espero- la voz de Edward sonaba amarga- es posible que tal vez no comparta esa dicha en mi existencia, tener una compañera, con quien pasar la eternidad es un verdadero milagro, no creo que sea suerte solamente Jasper-



-si, tienes toda la razón. Hace algunos días me sentía exactamente como tu- y con ese comentario se acabo nuestra platica. Ya casi llegábamos a casa de los Cullen, las luces estaban encendidas y había voces muy alegres. Si, ella ya había llegado.



Abrí la puerta de la casa con ansias contenidas, Edward se reía por lo bajo pero no me molesto, ahí junto a Esme y Carlisle estaba Alice. La observe sonreírme, su dulzura me invadió el cuerpo en un instante y mi cabeza no concibió palabra para describir su belleza, tenia puesto un vestido vino tinto con un escote en v que rosaba suavemente el valle de sus senos, además el vestido al ser ceñido a su delicado cuerpo revelaba su cintura estrecha y su piel blanca como la nieve me hizo sentir un leve cosquilleo en la punta de los dedos, quería tocarla, camino hacia mí y me ofreció su mano. Y cuando mis dedos tocaron los de ella, volví a sentirme en paz.



-Jasper, hoy la pasamos increíble- su voz de soprano solo hizo que despertara de mi trance.



-¿si?, me alegro mucho de verdad Alice. Yo la pase bien con Edward también- dije.



-nos hizo ir por toda la cuidad buscando ropa para todos-dijo Esme sonriendo y no pudimos evitar hacerlo todos.



-Rosalie entendió mi punto de una vez, la ropa no debería de usarse más de una vez- dijo Alice, como si fuera lo más normal de mundo.



-si esto te hace feliz- le dije a su oído.



-si Jasper, además ya me puse de acuerdo con Carlisle para retribuirle todo el dinero, le indique en que empresas debería de invertir, la bolsa de valores y además los números de la lotería que saldrán ganadores-



-ya le dije que no tenía que preocuparse, el dinero es de todos, y como parte de la familia tiene todo el derecho a gastarlo- dijo Carlisle con voz amable y calmada-no te sientas cohibida Alice y tu tampoco Jasper-



-pero como parte de la familia Cullen- Alice me miraba a los ojos pero yo solo vi sus labios delicados y perfectos-también es bueno que colaboremos ¿verdad Jasper?-



-a mi me parece una increíble idea- le dije. Aun sin soltarme la mano camino hacia donde se encontraba Edward y yo la seguí.



-gracias Alice- dijo el sonriendo Edward. ¿Gracias por qué? Pregunte en mi mente por simple curiosidad.



-Alice me dejo su regalo en la habitación-dijo Edward casi riendo- una increíble colección de libros, casi todos clásicos. Gracias Alice, bueno me retiro a leer, nos vemos- y diciendo eso Edward subió a su habitación.



-nosotros también nos vamos a nuestra habitación, gracias por todo Esme y Carlisle- dijo Alice con esa voz tan dulce y alegre que tiene. Yo me despedí de ellos con un pequeño movimiento en mis cabeza.



Subimos las escaleras tomados de la mano y entramos a una habitación un tanto distinta a cual había dejado en la mañana, esta estaba llena de bolsas de compras de todos los colores y tamaños y en una esquina de la habitación estaba un gran armario del estilo victoriano.



-valla-susurre- ahora entiendo cuando Esme dijo que habían pasado todo el día recorriendo la cuidad- Alice cerró la puerta de la habitación y me indico que me sentara en el sofá.



- ¿te importaría ponerte esto para mí?-puso esa mirada tan inocente, solo podrías encontrar esa expresión en una niña pequeña. ¿Quién en todo este mundo podría decirle que no a algo?, entonces asentí.



Me entrego un camisa negra de botones, bastante bonita y algo elegante. Note un cambio en sus emociones, estaba nerviosa, pero bastante feliz. Así que antes de manejar el ambiente decidí preguntarle que la había puesto así.



-¿Alice?-ella tenía la mirada en piso.



-Jasper, ignora mis nervios, solo…-escondió su rostro en mis brazos.



-Alice, ¿pero qué pasa?- me estaba preocupando-dime ¿si?-



-hoy te dije que…-inhalo aun cuando no era necesario- hoy te dije que la espera valdría la pena, ¿tienes idea a lo que me refería?- con su rostro en mis brazos la atraje un poco más a mí, quería que se sintiera segura conmigo.



-pues, en realidad, no estoy tan seguro a que te referiste- me sincere.



-¿podrías hacer algo por mí?-



-Claro-entonces la sentí sonreí-lo que tú quieras Alice, todo para que seas feliz-



-¿podrías relajarlo para mí? - que hermosa era Alice. Levanto su cabeza y me miro a los ojos y me dio un beso suave en los labios, de nuevo el calor rodeaba mi cuerpo, mis poros se despertaron, mis sentidos se habían hecho presa solo de una persona, Ella. Separo sus labios de los míos. Tomo lentamente el suéter negro que tenia puesto yo y me desvistió, jalo de el delicadamente. Relaje el ambiente para ella tal como lo había pedido y cuando estuvo a punto de sacarme el suéter por completo recordé mis cicatrices. Pero ella iba un paso más allá del mío y antes de que reaccionara deposito un beso tierno en una de ellas, mi cuerpo estaba en llamas, quería besarla, quería acariciarla, quería hacer mucho más que eso, pero aun así me contuve, dejaría que ella se sintiera mas cómoda, ella determinaría el momento, el tiempo, el lugar, como siempre…



Sus besos quemaban como hielo, mandaba vibraciones a todas las partes de mi cuerpo, cerré los ojos conteniéndome. Su aroma embriagador era tan potente en este momento, luego se separo de mí y me observo.



-estoy fascinada…-susurro, seguía avergonzada pero mucho más decidida.



-yo las odio- dije.



-¿Por qué Jasper?, cada una cuenta tu historia épica, una historia tan fascinante y único como tu-



-no quiero desagradarte-susurre



-te apuesto que tu produces exactamente el impacto contrario en mi, ven, te mostrare- de nuevo su voz me incitaba. Con su mano me guio hasta la cremallera de su vestido, se coloco de espaldas-¿me ayudas Jasper?- mi cuerpo tembló pero no fue exactamente por nervios, era deseo, podía sentirlo en cada parte de mi cuerpo, deseo que jamás había sentido por una mujer.



Y lentamente se empecé a bajar la cremallera, dejando su espalda blanca a mi vista, a merced de mis manos, pase mi dedo índice por su columna, el roce de mi dedo en su piel me estaba volviendo loco, apreté mis labios para contenerme, sus poros se erizaron con mi tacto y decidí depositar un suave beso, en la mitad de su espalda, respire el aroma de su piel lentamente, mis manos se movían inquietas, agradecí ser incapaz de morir en ese momento, no quería que terminara, atreviéndome un poco mas probé su piel con mi lengua, delicadamente, no quería asustarla.



Y ella se volteo y me beso suave, nerviosa y cálidamente, me indico que me sentara de nuevo en aquel sofá, solo una mirada y bastaba para saber cuáles eran sus deseos.



Mis manos temblaron cuando vi caer el vestido al piso, revelando en ropa interior de un rojo sangre, a la mujer perfecta frente a mis ojos, su cuerpo simplemente era lo más perfecto y hermoso que jamás hubiese imaginado. El monte de sus senos haciéndome la mas tentadora invitación, moviéndose al compas de su agitada respiración, su vientre plano, su cintura seduciéndome con su cercanía y la fina curva de sus caderas me tenían cegado. Quería atraparla con mis manos, tocar y besar cada centímetro de su ser. Ella bajo la mirada, estaba apenada.



-Eres lo más hermoso que he visto, Alice- se me escapo decir. Me levante y la bese con suavidad, ella estaba muy nerviosa y baje mis labios hasta su cuello, escuche un gemido salir de sus deliciosos labios, y nuevamente la carga de electricidad recorrió mi cuerpo y perdí el control, la bese con pasión, mi lengua se hizo camino entre su boca y ella a su vez exigía sentirme más, me abrazo aferrándose a mi cuello. Recorrí con mis manos su delicado cuello acariciándola, pensado como ella se había fijado en mí.



-Jasper- susurro- yo seguí besando su cuello abriéndome paso hasta el inicio de sus senos-disculpa si soy algo inexperta- incapaz de parar busque el broche del brasier con mi manos- esta será mi primera vez…- entonces me detuve, solté su pequeño cuerpo y la mire a los ojos, ella sorprendida parecía estar a punto de llorar si eso fuera posible para nosotros.



-Jasper-dijo con un tono de preocupación- ¿Por qué?, ¿Por qué te detienes?-



-ven- me senté en el sofá y le indique que viniera a mí, se sentó en mis piernas y la rodee envolviéndola con mis brazos. Su angustia me partía mi inmóvil corazón- Alice, debo disculparme- le dije y cuando ella me iba a interrumpir pose mi dedo índice para que me escuchara primero- no me comporte del todo bien contigo esta noche. Eres tú la mujer más hermosa que he visto en mi vida, aunque no me excusare tus encantos me han cegado hoy. Tu cuerpo, tu rostro, tu piel, todo fue demasiado para mí, es que tu eres demasiado para mi Alice. Sé que no he tenido la oportunidad de expresar mis sentimientos por ti- respire- es que solo han pasado días y no puedo creer todo esto que estoy sintiendo. No sé como describirlo, solo sé que quiero pasar toda mi vida contigo.



-Jasper- suspiro Alice diciendo mi nombre. Acaricie su perfecto rostro y la bese en la frente.



-Pero hay algo que quiero ofrecerte Alice, tal vez lo único que pueda ofrecerte aparte de todo lo que siento por ti, quiero ofrecerte la oportunidad de que seas mi esposa- y así tan sencillo como eso, salió de mis labios una propuesta de matrimonio para la mujer más maravillosa que existe.


Espero que les haya gustado, dejen unos comentarios ¿si? =)

Besos! ♥

2 comentarios:

Ariusk dijo...

Ah que risa con Ed pobre tener q escuchar todo lo q piensan los demas y el tan solito!!! =( (cara de perrito regañado) ahhhhh pero Jas es tan dulce quien lo creeria jejejej umm una boda??? q bien me encanta!!!!! Amo este ficya vere q posaprontamente besos nena y saludos!!

Danyyy dijo...

AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH,muero de amor cada semana,chicas son increibles,acaso leen mentes? porque yo me imaginaba a alice y jasper asiiiiiiii
Es muy entendible jasper y siempre me imagine que antes de estar con alice le pidio casamiento,siendo tan caballero era de esperar,lo adorooooooooo y las adorooooooooooooooooo jeje
me llevo el capi a mi blog jeje,besos
pd/ estoy sospechando que de la forma tan hermosa en que escriben no sean la mismisa stephenie meyer jaja,beso reinas

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Seguidores

Sisters

adifferentworldforgirls

Afiliame

Fanfics
Fanfics

Blog Archive