Horarios de Publicacion

**Horario sujeto a Cambios** Miercoles: Los Reyes Cullen..................................... Jueves: Odio x Amor..... Sabado: Sorpresas de la Vida y Ones-Shots...................... ¡DISFRUTENLO!

Administradoras

Mi foto
DaneFals97♥
Me llamo Daneska Fals, vivo en venezuela, valencia, tengo 13 años, signo leo, cumplo en 8 de el 8 (agosto) soy muy loca y rara segun mis amigos (ojo no soy anti-social sino lo contrario) pues yo prefiero leer a ver tv, dormir en ves de salir y cosas así que no van dentro de lo comun! XD.. adoro pasar tiempo con mis amigos y familiares. estar en la compu, leer y escribir, me fascina sobremanera cuando me llega una rafaga de inspiracion (mucha de ella basada en Edward o Jake XD..) gracias por visitarme y estar un rato en mi loka compañia! =)
Ver todo mi perfil

A través del Océano

A través del Océano

Ella Marca La Diferencia

Ella Marca La Diferencia

Los reyes Cullen

Los reyes Cullen

ODIO X AMOR

ODIO X AMOR

Sorpresas de la Vida

Sorpresas de la Vida

Comentarios Recientes

Crédito

Gracias a el blog "Brndhuu Gallery" por el fabuloso diseño =)
sábado, 26 de junio de 2010

A través del Océano

Disclaimer: Todos los personajes pertenecen a Stephanie Meyer y la Historia es una traduccion de Tatarata.




Capítulo 5: Lista de expectativas para la aprobación




Me desperté temprano por primera vez, al rededor de las 7 en punto. En las sábanas cercanas estaba mi portátil, el cable enredado en mi pierna. Lo saqué y la abrí, encendiéndola. No se porqué estaba intentado, pero me gustaba estar conectada, solo en caso de que Edward también lo estuviera. Para mi sorpresa y deleite, cuando abrí mi msn, vi que él era mi único contacto conectado. Sonreí y abrí una ventana con él, justo cuando estaba a punto de presionar el botón de la video llamada, escuché un teléfono sonando y vi la petición que me había hecho. Me ganó en hacerlo.



"Buenos días", dijo medio despierto, una vez estuvimos conectados.



"Buenos días", dije con un suspiro feliz. Vi mi cabello castaño desordenado sobre mis almohadas blancas, el cobertor sencillo cerca de mi cara. Estaba acostada sobre mi estómago, mi cabeza a al lado que lo miraba. La posición de Edward coincidía con la mía, solo que sus sábanas eran negras, su cobija acolchada. "No esperaba que estuvieras despierto tan temprano", dije.



El se rió perezosamente en su almohada. "Me fui a la cama temprano por mi resfriado. Tenía que levantarme temprano para terminar de enviar unos correos electrónicos a unos clientes".



"En cualquier caso, me agrada que estés despierto, aunque espero que te mejores pronto". Edward sonrió y asintió soñoliento. El hombre era absolutamente adorable. Estaba atraída por él, eso era seguro. Me pillaba a mi misma pensando sobre él a lo largo del día, y cuando no estaba hablando con él o con mis amigos, me sentía tan sola. Realmente lo necesitaba, para ayudarme a sentirme completa y querida.



Él era, simplemente, increíble. Todo lo que hacía me impresionaba. Sus acciones, sus palabras, las conversaciones que teníamos sobre ciertas cosas y la manera en que me expresaba sus ideas, todo me hacía querer desmayarme. Me desmayé un par de veces. Y la ventaja añadida a su increíble encanto y personalidad, era su apariencia. Su voz, oh Dios santo. Con ese acento, me derretía en un charco cada vez que lo veía. Ahora, hablando con él mientras estaba tan cansado, su voz era ronca y suave, eso sólo lo hacía sonar más sexy. Su cara, su cuerpo, todos eran grandes bonificaciones a un chico tan maravilloso. El era, indudablemente, el hombre mas divino que alguna vez había visto. Y tenia que agradecerme a mi misma por presentármelo.



Edward se estiró más, abrazando su almohada, y soltó un pequeño gemido dentro de su largo aliento. Temblé. Él me estaba volviendo loca. Esta traga simplemente estaba empeorando cada día. De la nada sus bellos labios se curvaron en una gran sonrisa (¿Mencioné que tiene la mejor sonrisa quita aliento? Es un poco torcida pero, Dios, hace que mi corazón se detenga) (Él es tan ENLOQUECEDORAMENTE lindo).



"Esto es perfecto", dijo con un poco más de coherencia. "Me he estado preguntando como era posible tenerte dentro de la cama conmigo". Me reí duro, estampando mi cara en mi almohada y echando un vistazo casual a la ventana. Era un hermoso día de otoño. Probablemente no debería pasarlo conectada como una antisocial.



"Supongo que ahora tendré el desayuno, ¿verdad? Le pregunté en, espero, un tono seductor. La cara de Edward se volvió tranquila y miró la pantalla.



"Definitivamente" murmuró. Me sonrojé, podía decirlo por el calor en mis mejillas, y entonces, mi timbre sonó. Ambos fruncimos el ceño por ser interrumpidos cuando sonó de nuevo, diez veces en fila, rápida y furiosamente. Sabía quien era.



"Esa es Alice," dije. "Debería atenderla, necesitan prepararse para una boda a la que vamos a servir esta noche". Edward asintió y yo salté fuera de la cama para abrir la puerta.



Estaba en lo correcto en mi conjetura, pero mal en mi razonamiento de porqué ella estaba aquí. "Hola, Bella", dijo ella, su tono un poco atemorizante. Entonces, ella sostuvo un paquete en su mano. "O debería decir, ¡Sra. de Edward Cullen!" Me sonrojé bastante, rayos que ese chico era increíble, y arrebaté el paquete de sus manos. Ella dio un paso dentro, mirándome cuidadosamente.



"¿De qué se trata todo esto, Bella?" murmuró. Me encogí y caminé lentamente hacia mi cuarto, Alice me siguió de cerca.



"Um, Edward es un chico que conocí, y lo de ser su esposa es una broma que tenemos. ¿Quieres conocerlo? Pregunté inocentemente, esperando que no me arrancara la cabeza. La cara de Alice se suavizo un poco pero ella asintió.



"Tengo que asegurarme que él es lo suficientemente bueno para ti." Dijo, caminando dentro de mi cuarto.



"Edward" Llamé. "Hay alguien aquí para conocerte". Alice y yo saltamos sobre mi cama y pusimos nuestras cabezas juntas antes de enfocar el portátil hacia nosotras. Vi nuestros rostros llenar el cuadro en la esquina y a Edward sentado un poco derecho, viéndose aún mas adorable mientras refregaba sus ojos para despertarse. Alice me envió una mirada y sonrió bobamente antes de retomar su máscara de 'no-toques-a-mi-amiga-cerdo-indigno.'



"Edward, esta es Alice, mi mejor amiga. Alice, este es Edward, mi 'esposo'", dije, haciendo las comillas con mis dedos. Edward sonrió bellamente. Alice frunció sus labios y sacó un cuadernillo y un lapicero de su bolso y comenzó a escribir.



Noté el encabezado que le dio al cuadernillo y me sonrojé, dándole a Edward una mirada preocupada. Su expresión era de preocupación pero me sonrió al tiempo. 'Aptitudes de Edward para salir con Bella' decía el bloc.



"Alice", sisee. "¡No estamos saliendo!" aunque deseé que eso fuera lo que estuviésemos haciendo. Alice me levantó una ceja como si desafiara su autoridad antes de mostrarle a Edward el papel. Él se sonrojó. Mi cielo, se volvió tan rojo como la camisa de Alice. Cuando ella pareció satisfecha por su reacción regresó el bloc y comenzó a escribir otras cosas más.



"Felicitaciones por el compromiso, Alice" Dijo él de repente, una brillante y genuina sonrisa sobre su cara. Le sonreí, era bueno que recordara. Alice levantó la mirada lentamente, su cara estaba cubierta con asombro.



"Gracias", dijo gentilmente, sonriéndole. La vi hacer una señal y miré por encima para ver que era. Al lado de 'encanto' había puesto una marca gigante. Sobre esta estaba 'atractivo estético' la cual rápidamente señaló. "Él es lindo", murmuró en mi oído. Me reí, lo cual hizo que la mirada de Edward fuera más confusa. Ahora estaba sentado en la cama usando un suéter azul marino y tenía sus brazos cruzados. Su nariz estaba roja por estar tan enfermo los últimos días.



"Guao, Edward, ¡ya tienes puntos por encanto y apariencia!" Dije, levantándole mis pulgares. El sonrió ampliamente, viéndose complacido consigo mismo.



"Esta bien, tráelo. ¿Qué más tengo que hacer?" Alice señaló otro en la parte inferior. Este estaba como opcional y casi muero por la risa tonta cuando lo leí. 'Acento Sexy'.



"Has obtenido el opcional acento sexy," Le dije. Él se rió cariñosamente y Alice le dio una presumida pero complacida mirada antes de regresar al bloc. Estaba siendo profesional y tranquila durante todo el proceso, debe haber sido importante.



"Siguiente, Edward, necesito saber si tienes sentido del estilo," Dijo Alice formalmente. "Por favor, muéstranos tu armario y/o cajón de ropa interior". Jadee fuerte y le pegué un manotazo. Edward se sonrojó de nuevo pero levanto el portátil y lo llevó hacia las puertas de madera oscura de su armario. Alice hizo un pequeño sonido mientras señalaba la de "Diseño interior". La miré rayado.



Alice sonrió; "Él no puede ser un total dejado, y sus diseños me dicen si es o no aburrido. Ahí tienes. Ahora silencio." Giramos nuestra atención de regreso a la pantalla para encontrar que Edward había puesto el computador en una silla o tabla y estaba abriendo su armario, revelando un buen número de trajes y camisas de botones. Todas se veían muy bien en la gancho, y el pensamiento de él vestido con una me hizo comenzar a babear incontroladamente. Nos mostró algunas de sus corbatas las cuales me hicieron chillar, espacialmente porque él podía atárselas por si mismo. No había diseños tontos, solamente colores sólidos, corbatas decentes.



"Desafortunadamente, no creo que muestre hasta mi ropa interior," dijo amablemente, sentándose de nuevo en la cama.



"Bien entonces. ¿Qué clase de pijamas usas?", dijo Alice, rodando sus ojos como si el no mostrar sus calzoncillos fuera terrible y grosero. Edward sacó su pierna para mostrar sus familiares pantalones azules de cuadros.



"Y uso una camiseta con esto la mayoría de las noches," Le dijo a ella.



"Aww, chicos, ustedes combinan", Alice arrulló, mirando mis pantalones de cuadros rosados. La empujé suavemente y ella trajo su atención de regreso a Edward. "¿Ocupación?"



"Soy editor," El dijo con sencillez. Alice se quedó mirándolo.



"Como… ¿de libros? ¿En una casa editorial?" El le sonrió ampliamente y asintió.



"Una casa editorial muy grande, pronto estaremos abriendo una sucursal en algún lugar de los Estados, creo," él dijo, Miré como Alice señalaba 'trabajo estable' y 'dinero/€€€'.



"Alice, ¿Qué tiene que ver eso con la habilidad para tener citas?"pregunté irritada. Por qué habría de importar su dinero.



"Él tiene que ser capaz de llevarte a buenos lugares, ¿bien? Y tiene que comprarte buenos regalos. ¿Cómo la ves?" Rodé mis ojos y caí de espaldas entre las almohadas. Esta chica era demasiado. "Edward, ¿tienes algún talento especial?" Levanté mi mirada hacia él.



"Um, si, he tocado piano desde que tenía como cinco", dijo él. Quédate tranquilo mi corazón. Alice bajó su mirada hacia mi y yo sonreí, moviendo mis pestañas. Probablemente él era demasiado bueno para ser cierto según ella. Había un último campo que necesitaba ser revisado antes que él obtuviera su aprobación y era "Vida social".



"Edward," ella inició, mortalmente seria. "Debido al hecho que ustedes se conocieron online-"



"No nos conocimos online", dijimos ambos al mismo tiempo. Alice se veía sorprendida.



"¿OH? ¿Entonces como se conocieron? Preguntó interesada. Me sonrojé de un rojo encendido y le di una mirada a Edward quien me sonreía de modo tranquilizador.



"En marzo pasado, cuando ustedes chicos estaban fuera en un trabajo, escribí un mensaje en una botella y lo tiré al mar," dije tranquilamente. La mano de Alice chocó contra su boca y me miró fijamente con los ojos bien abiertos.



"Yo la encontré en una playa cerca de la casa de mis padres en julio y le respondí, hemos estado hablando desde entonces." Alice me miró, lágrimas en sus ojos. Ella hizo pucheros y se veía tan dulce e inocente.



"¡Bella, esa es la historia más linda en todo el mundo!" Gritó. Ella tiró sus brazos alrededor mío y sollozó en mi hombro. "¡Conociste a tu maravilloso espero enviando un mensaje en una botella!" Froté su espalda y vacilé para encontrar algo que decir. "Que historia para contarle a tus niños." Alice se alejó u limpió sus ojos. Tiró la nota sobre su cabeza, golpeando mi lámpara en el proceso y sonrió ampliamente a Edward.



"Por eso, y el hecho que fuiste lo suficiente decente para responder, lo apruebo. Buen trabajo Sr. Cullen," dijo ella, ofreciéndole en alto los cinco.



"Alice, no vamos a ir corriendo a encontrar una capilla", siseé. Ella rodó sus ojos. Estaba viendo a Edward por un momento, estaba sonriendo intensamente cuando miró sobre su portátil y su expresión cayó. Alice y yo estábamos enfocadas en lo que estaba pasando. Edward soltó un pequeño aullido de miedo como algo se lanzó sobre la cama y gritó su nombre.



"¡Emmet, quítate de mi!" Él gritó debajo de su amigo. Alice y yo estallamos en risas, mientras el moreno grande miró a la pantalla curioso.



"¿Qué estás haciendo aquí, Ed?" Preguntó suavemente, mirándonos fijamente. Edward pudo enderezarse después de empujar a Emmet fuera y enderezar su computadora.



"Emmet, esta es la chica que conocí," dijo finalmente, bajito. "Me guardé una risa, recordando lo que había pasado hacía unas semanas. Los ojos de Emmet se abrieron de par en par como comprendía que estábamos pensando. Entonces, le sonrió maquiavélicamente a Edward.



"Truquero, ¿todo ese tiempo estabas teniendo sexo con ella en esto?" Alice se rió fuerte pero Edward y yo estábamos atónitos.



"¡NO!" ambos gritamos, y Edward le pegó una arepazo. Emmet se rió duro por nuestra reacción y Edward lo miró enojado.



"De cualquier manera, es un placer conocerte," dijo finalmente. "Mi nombre es Emmet, soy el único amigo de Edward." Edward rodó sus ojos y le sonrió feliz.



"Un placer en conocerte también, Emmet. Mi nombre es Bella, y Alice aquí es una de mis mejores amigas." Alice le dio un pequeño saludo con la mano antes de sacar el paquete de debajo de ella.



"Abre tu regalo Bella," Dijo Edward felizmente, Le di una mirada mientras lo tomaba de Alice. Le había dicho que no me diera nada y él no escuchó mis advertencias. Separé el papel marrón y abrí la caja cuidadosamente. Después de sacar el papel puesto para evitar que el objeto se moviera, jadee. Un libro.



"Edward, ¡esto es lo máximo! ¡Muchas gracias!" Exclamé, girándolo para leer el sumario. Lo escuché reírse antes de decirme que revisara los créditos. Mis ojos ojearon la lista de nombres hasta que uno salió de sopetón de la página; Edward Cullen.



"¡También trabajaste en este libro! ¡Eso es fantástico!" Quería empezar a leerlo de inmediato, pero sabía que probablemente debería prestarles atención a mis amigos.



"¿Qué es esto?" Preguntó Alice suavemente, levantando unos pedazos de papel en fondo de la caja. Ambas jadeamos. Tiquetes. ¡Malditos boletos de avión!



Leí los detalles en poco tiempo, dos tiquetes para Londres, en tres semanas, dos tiquetes de regreso para casi un mes después.



Alice y yo gritamos, sosteniendo los papeles. "¡Edward!" grité. "¡No puede ser enserio!". Eso era absolutamente ridículo, gastar esa cantidad de dinero en mí. No puedo aceptarlo".



"No, tu puedes y lo harás," Edward y Alice dijeron al mismo tiempo, de manera mandona también. Puedo añadir. "Ir a Europa será una experiencia única en la vida para ti Bella,", él explicó. "creo que deberías aprovechar esta oportunidad, ven a ver los monumentos y a conocer a tu mejor amigo."



"Hey," Alice lo interrumpió. "Yo soy su mejor amiga, gracias." Edward rió entre dientes. "Vamos Bella," continuó ella. "Piensa en todo lo que hay para hacer en Londres. ¡Son dos tiquetes! ¡Puedes llevarme contigo! ¡Piensa en todas las maravillosas compras que podríamos hacer!" Ella miró de nuevo a Edward y Emmet en la pantalla, este último estaba bastante ocupado charlando sobre su último proyecto en carros. "O pensando bien, lleva a Rose. Ella probablemente debería conocer a ese gran chico. Serían un exitazo."



"Diciendo el futuro otra vez, ¿verdad?" Pregunte riendo. Alice asintió. "No se. Es decir, esto podría ser algo grande. Y tengo que pensar en la tienda, Londres podría no ser una buena idea para mi salud también, ¿qué si me enfermo todo el tiempo que estoy allá?"



"Yo te cuidaré," ofreció Edward. "Mi padre es doctor, podemos visitarlo a él y a mamá y él puede examinarte. Londres puede ser espectacular para tu salud, nuca sabes." Le sonreí cariñosamente.



"Jasper y yo podemos encargarnos del negocio Bella. Sólo tenemos que asegurarnos que no tomes más órdenes especiales, no reserves ninguna más, y Jasper y yo solamente tomaremos algunos trabajos. Una vez a la semana más o menos. Pequeños."



Ellos presentaron argumentos muy buenos, y si quería ser honesta conmigo misma, realmente quería conocer a Edward. Le di la vuelta a los tiquetes en mi mano, una sonrisa formándose en las esquinas de mis labios.



"¡Hey chicas!" exclamó Rosalie chocando contra la cama a mi lado. Aullé y ella simplemente tiró su cabello sobre su hombro y rió. Alice apuntó hacia Emmet en la pantalla. Casi podría reírme de la expresión que Rose estaba dando. Edward sonrió como vio a Rosalie clavarle los ojos a su amigo, quien aún estaba hablando de partes de carros.



"¿Quién es ese…" musitó Rosalie.



"Ese es el esposo de Bella, Edward, y su mejor amigo Emmet," Alice balbuceó. Rosalie me dio una mirada que decía "de modo que te casaste con un lindo chico británico y no me invitaste para tener algunos favores de la fiesta." Antes de darme una mirada 'de modo que preséntame con el chico británico realmente lindo".



"No estamos casados," dije exasperada.



"Bella le envió una mensaje en una botellas," dijo Alice con su tono sensiblero de mala calidad. Rodé mis ojos de nuevo y esperé a que pararan de de hacer ahhh.



"Hola Emmet," llamó Rosalie, Edward se giró hacia Emmet quien paró de hablar y miró hacia arriba rápidamente. Sus ojos se abrieron de par en par al ver a Rosalie y parecía que estaba jadeando por aire.



"Hola," dijo tímidamente. Rosalie le sonrió y estoy bastante segura que la vi sonrojarse un poco.



"¡Adivina qué Rosalie!" Exclamé en un tono burlón. "¡Vienes conmigo a Inglaterra!" Sacudí los tiquetes enfrente de sus ojos. Fue increíble como se emocionó. Sus ojos saltaron de su cabeza y gritó duro, metiendo su cabeza en mi almohada. Edward y Emmet sonrieron el uno al otro, pareciendo bastantes orgullosos de lo que habían logrado.



"Odio decirlo," dije sobre la emoción de Rosalie. "Pero ellas están aquí por una razón. Tenemos que alistarnos para una boda esta tarde, por lo que trataré de hablarte más tarde Edward." El se vio triste por un momento, incluso me hizo puchero, pero finalmente asintió y se despidió. Rosalie se paró riendo tontamente y se despidió de Emmet antes de correr fuera de mi cuarto, gritando un poco más.



"Adelántate Bella, yo la callaré. Aún necesitas vestirte," me ofreció Alice. Acepte y le di a Edward otro adiós antes de saltar fuera de la cama.



Por eso de las once en punto finalmente regresé a casa. Jasper me dejó junto con la van de entregas antes de tomar su auto e ir a casa de Alice. Me moví a tropezones cansados dentro de la casa, sacándome los zapatos en algún lugar cercano al segundo horno. Ande con dificultad entre los estantes y me dirigí hacia la escalera de espiral, subiéndola para llegar a mi baño. Adentro, me cambié en mis pijamas y tiré la ropa de trabajo dentro de la bañera antes de ir a mi cuarto, dejándome caer mi gran blanca cama dejada sin hacer desde la mañana.



Abrí el msn en mi portátil, mi corazón cayendo un poco al ver que él no estaba conectado. Por supuesto, eran alrededor de las dos de la mañana allí. Él se abría dormido rápido. Entonces, con un suspiro profundo, puse el portátil en el piso y me puse todas las sabanas encima, preparándome para una larga noche sin sueño.



Entonces mi celular sonó.



Salté y me estiré para agarrarlo. Lo enterré entre la almohada y mi cabeza y pregunte adormilada "¿Hola?"



"Buenas noches Señorita Swan," una voz cautivante, musical y con sexy acento dijo. Quería dar un gritito pero estaba tan cansada



"¿Cómo conseguiste mi número?" pregunté tratando de sonar enojada, aunque estuviera esto escondido por mi alegría y mi fatiga.



"Alice me lo dijo. Simplemente llamé a través del atlántico para desearte dulces sueños y buenas noches", dijo Edward dulcemente. Podía escuchar el sueño en su voz también. Debió haber estado despierto sólo para hacer esta llamada.



"Eres ridículo ¿sabías? Yo nunca te llamaría a las dos de la mañana".



"Sip, pero acá serían las seis,"se rió entre dientes. Yo rodé mis ojos.



"Tu cuenta será enorme," dije finalmente. Él hizo un ruido, como encogiéndose.



"Puedo manejarlo."



"Buenas noche, Edward. Dulces sueños," dije, esperando que pudiera oír la pequeña pasión en mi mala voz.



"Lo mismo para ti, querida,"dijo en medio de un bostezo.



Y esa noche, mis sueños fueron simplemente los mejores sobre la faz de la tierra. Si no quisiera despertar y estar frente al Edward Cullen real, me hubiera quedado en ellos por siempre.

__________________________________________

HOLAA MIS LINDAS Y FIELES VAMPIRITAS!! =) ESTOY MUY FELIZ CON TODAS USTEDES
XQ REALMENTE NOS HAN MOSTRADO SER FIELES Y POR 100PRE APOYARNOS A KRLA Y A MI!!! ♥ LAS QUIERO UN MONTON! Y YA SABEN ¡¡¡COMENTEN!!! NO ES UN PECADO Y NOS HACE MUY FELIZ EL SABER QUE ESTO Q HACEMOS ES DE SU AGRADO!
BESOS Y ABRAZOS DE OSO TIPO EMMETT! ♥

2 comentarios:

Ariusk dijo...

Dioss esta historia es increiblemente romanrica siempre lo digo pero es que es la verdad en serio, hay una yernura y un amor, que ya ando como Alice jeje me encanta siganla chicas ya estare por aqui el Lunes seguro besotes nenas y Feliza Fin de Semana!!!

KRN dijo...

estuvo fantastico este capitulo simplemente me fasina, me tiene muy enganchada esta historia no puedo esperar por tu siguiente publicación... que desesperada soy verdad????
jajajajajaja

bueno me despido y espero q pronto subas un pco mas de esta historia jajaja

besos

English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

Seguidores

Sisters

adifferentworldforgirls

Afiliame

Fanfics
Fanfics

Blog Archive